Advantec

BMW F 750 GS

Por Carlos Permuy
Aunque me gusten todas, los que me seguís sabréis que siempre me han tirado más las motos trail y este mes tuve el privilegio de ver, prácticamente el mismo día de su presentación, las renovadas F 750 GS y F 850 GS.
Curiosamente, en el modelo anterior me llamó siempre más la atención la F 800 GS sobre su hermana “pequeña” pero, en este caso, las tornas se han invertido ya que el diseño de la 750 es, bajo mi punto de vista, muy fresco.

Cuidado -estoy hablando estéticamente-, ya sabemos que una de las dos está orientada a asfalto y la otra a off-road. Se podría decir que ambas comparten genes, pero de manera distinta y aunque con las dos se pueda hacer de todo, siempre el tanto por ciento será más hacia pista o carretera según la moto que elijamos.

Pero como yo estoy muy “contaminado” a la hora de ver diseños (es lo que tiene mirar motos desde los diez años), el otro día le pregunté su parecer a un neófito en la materia. En este caso se trata de un joven de 25 años que ha entrado de becario en nuestra empresa y no tiene ni idea de motos, pero sí le gustan.
La pregunta que le hice fue “¿Si pudieras elegir entre una de estas dos motos, con cuál te quedarías?” Él, las miró detenidamente y contestó que la F 750 GS. Simplemente, le gustaba más estéticamente.

Debo decir que en ningún momento he dicho que la F 850 GS no sea agraciada, todo lo contrario. Me parece muchísimo más bonita que el modelo anterior y ha ganado en diseño muchos enteros. La cosa está en que han bordado el de su hermana pequeña y me temo que mucha gente se decantará por ella a no ser que tenga que moverse por zonas de auténtica trail o en viajes de aventura. En ese caso, no hay duda alguna, pero ya estamos hablando de gente entendida en el mundo de las motos y creo que en este segmento hay mucha gente que todavía no sabe lo que quiere o necesita, bien sea por haber entrado en el mundo de las motos hace poco o bien para su uso en zonas urbanas, principalmente.

Fijaos que en ningún momento también he hablado de las mejoras de ambos modelos o de la potencia de cada uno. Estoy hablando de estética pura y dura. De hecho, en la Nacional de BMWMOTOS, que fue donde nos las presentaron, estaba con mi grupo de amigos y a todos nos llamó más la atención la pequeña. No me cansaré de decir que “nos llamó más la atención”, eso no significa que no nos gustase la 850, todo lo contrario, es una moto preciosa. Simplemente, encontramos que la 750 tenía uno de esos diseños que aparecen muy pocas veces en cada década donde todo “fluye”.

Así, pues, bienvenida F 750 GS, te auguro el mayor de los éxitos.
Hasta el mes que viene.

Deja tu comentario

Invita a tus amigos

Invita a tus amigos

Invita a tus amigos