Advantec

LA INCREÍBLE AVENTURA DE AMY. ¡CON UNA BMW G 310 GS A MONGOLIA, MUNICH Y MÁS ALLÁ!

No hay duda de que el International GS Trophy inspira grandeza. Pregúntale a Amy Harburg. Primero, compitió en el equipo femenino inaugural, en 2016; luego obtuvo la certificación de instructor y, finalmente, fue seleccionada en 2018 como comisaria de carrera. No contenta con estos logros significativos, la decidida australiana ahora está planeando conducir miles de kilómetros a finales de este año en una BMW G 310 GS y recorrer la ruta Mongolia-Múnich.

Seguro que los crían correosos en Australia y Amy Harburg, de 42 años, es un gran ejemplo de rider con verdadero coraje y determinación, sin mencionar su auténtico sentido de la aventura. Pasar la mayor parte del mes en Mongolia como comisaria de carrera de un International GS Trophy es bastante duro, pero Amy ya ha decidido enviar su BMW G 310 GS desde Australia al lejano este de Rusia y, luego, pilotarla desde Vladivostok hasta Ulán Bator, donde comenzará la final internacional del GS Trophy.

En esta prueba, Amy realizará las tareas de comisaria a lomos de una BMW R 1200 GS, para luego, una vez finalizada y tras entregar la maxi-trail, subirse a su pequeña G 310 GS para continuar su viaje, el camino a través de Asia hasta Europa occidental. “Es verdad que no hay descanso para los malvados”, bromea Amy, “pero cuando vi por primera vez la G 310, me encantó su aspecto y pensé convencida que abriría un montón de puertas a la aventura de pilotar a mujeres y moteros más pequeñas. Además, su competitivo precio hace de ella una gran opción para iniciarse en el mundo de las dos ruedas”.

Amy no podía quitarse de la cabeza la idea de montar su pequeña GS todo el camino hasta el GS Trophy y luego continuar hacia Europa. Tras asegurarse que fuera suyo uno de los primeros modelos que aterrizaran en suelo australiano, probó la moto para Motorcycle Adventure Dirtbike TV y en seguida descubrió que incluso siendo totalmente de producción, la pequeña G 310 GS iba bastante bien.

“Estaba haciendo un video con Dave Darcy, de Mad TV, y llevamos las motos al monte para grabar. Estuvimos rodando por esos lugares por los que no se le ocurriría pasear a mucha gente con una G 310 GS. Pero, ¿sabes qué? Esas pequeñas motos se comportaron tan bien, que me hizo pensar que una G 310 GS sin preparación podría incluso hacer un Australian GS Safari sin ningún problema en absoluto”.

Y ahí fue cuando las cosas se hicieron aún más interesantes, porque fue alimentando la idea de hacer el agotador Rally de APC en un par de G 310 GS. Amy estaba decidida a ser parte de la acción. Aclararemos que el Rally de APC es una aventura autosuficiente, sin apoyo, de ocho días, 4.000 kilómetros a través de una gran variedad de terrenos y que atrae a una mezcla tanto de motos deportivas como de aventura, ¡desde 250 cc hasta 1.190 cc! No es el tipo de prueba para la que se construyó la BMW G 310 GS, pero, con algunas modificaciones, ¿quién sabe de lo que sería capaz?

A pesar de un horario de tiempo increíblemente ajustado, y con la ayuda de Rally Raid Products, la G 310 GS de serie fue modificada con las piezas del kit de la compañía, tales como suspensión más alta, ruedas de radio, pantalla extendida, manillares diferentes, portaequipajes y algunos otros accesorios, tales como puerto USB y de 12V para carga de teléfono y del equipo de alimentación para navegación. Terminada la preparación y antes del comienzo del evento, Amy realizó una travesía de prueba de dos días en un circuito de 200 kilómetros por caminos estrechos, pistas, suelos rocosos y de gravilla. Tras el recorrido, ella y Adam Mitchinson, del Rally Raid, apenas tuvieron tiempo para hacer los ajustes finales, embalar sus equipajes y dirigirse a la línea de salida. Ocho días y casi 4.000 kilómetros más tarde, ambos pilotos habían completado con éxito el Rally de APC sin encontrar problemas en absoluto en ambas BMW G 310 GS modificadas.

“Fue bastante agotador, pero increíble también”, dijo al final una agotada pero eufórica Amy. “Había motos de cilindrada media y mucha gente en motos grandes, de 990 cc, pero nosotros mantuvimos las frente alta durante los ocho días, especialmente en los tramos boscosos y rocosos. Adam y yo cabalgamos durante 12-14 horas todos los días, pero no tuvimos problemas, aparte de la destrucción de un neumático trasero de Adam en el tercer día, ¡debido a su estilo de enduro! Sin embargo, tuvimos mucha suerte, pues ese mismo día nos topamos con el BMW Safari ‘family’ en un lugar llamado Bright y nos dieron otro neumático”.

Tan pronto como terminó el rally, Amy cargó la G 310 GS en la parte de atrás de su camioneta y condujo los mil kilómetros de Sydney a Melbourne para embarcar la pequeña GS en un buque de carga con destino a Vladivostok.

“Algunos días siento como si hubiera mordido más de lo que puedo masticar”, admite Amy, “Ir al trofeo GS durante un mes será bastante difícil, ¡y mucho más el resto de los bocados! Seguro que tendré fuerzas para cubrir los 4.000 kilómetros de Vladivostok hasta llegar a Ulán Bator para la final, pero, después, ralentizaré las cosas para disfrutar realmente del resto de mi viaje. Lo llamo ‘el 310 a Múnich’ en homenaje a esa vieja película occidental: ‘3:10 a Yuma’.

A diferencia de la trama de la película de 1950, no habrá ningún tren desde el que Amy pueda pescar: sólo un largo viaje de dos ruedas en el que descubrirá tierras que la llevarán a través de Mongolia, Kazajistán, Uzbekistán y Turkmenistán; luego, por el mar Caspio a Azerbaiyán, Georgia, Turquía y finalmente por toda Europa hasta Múnich. Pero quien piense que el viaje podría terminar allí, se equivoca, por supuesto, porque esto no es una aventura ordinaria; es más una serie de desafíos personales extraordinarios, como explica Amy.

“Bueno, recibí una invitación para participar con la G 310 GS en el ‘Hard Alpi Tour’, 24 horas de carrera de resistencia, que se celebra en septiembre en Italia. Tom Wolf lo ha hecho un par de veces y habrá bastantes pilotos de BMW allí, así que difícilmente podría decir que no, ¿verdad? Y después de llegar a Múnich —el hogar espiritual para el modelo de inicio al emocionante mundo GS—, continuaré hasta el Reino Unido para visitar a los patrocinadores que me ayudaron con el desarrollo del kit de rally de la moto. Luego, embarcaré rápidamente rápidamente de vuelta a Australia para competir a mediados de octubre en el BMW Safari Enduro, ¡lo que sería una verdadera bomba!”.

Esperamos dar la bienvenida a Amy en el International GS Trophy en Asia central. Para entonces, ella ya sabrá si la nueva BMW G 310 GS puede ser una moto de aventura que cruza el continente. De cualquier manera, será un viaje tremendo.

Deja tu comentario

Invita a tus amigos

Invita a tus amigos

Invita a tus amigos