Advantec

1976 BMW R90/6 “SPIRIT OF MONTJUIC”. ENDURANCE CAFÉ POR LUIS ETCHENIQUE. UNA ESPECTACULAR CUSTOMIZACIÓN CON MUCHA HISTORIA

Érase una vez un joven enamorado de las máquinas de resistencia que disputaban el entonces afamado Campeonato del Mundo de Motociclismo de esa especialidad. Corría la década de los 70 cuando Luis Etchenique, que así se llama el protagonista de esta bella historia, se subió a un tren en Madrid, ciudad en la que vivía, y se fue a Barcelona para ver las 24 Horas de Montjuïc, espectacular carrera que se celebraba en la montaña del mismo nombre, en el corazón de la Ciudad Condal. Tanto le quedó grabada esa prueba, que la cita se convirtió en una peregrinación anual.

Durante aquellas fantásticas carreras que vio año tras año, la atención de Luis se centró en las máquinas de los pilotos aficionados, los cuáles, llegados de toda Europa, y sin apoyo oficial, presentaban las motos que, para él, resultaban más interesantes. Sus máquinas no llevaban carenado, estaban montadas con todo tipo de piezas prestadas o ingeniosamente fabricadas. Utilizaban poderosos faros de larga distancia, atronadores escapes y apenas lucían pegatinas de espónsores, tal vez la que llevaba el nombre del taller de la esquina, como mucho. “Los medios de estos pilotos eran obviamente limitados, pero sus sueños eran enormes. Ellos pilotaban las máquinas más fascinantes que el deporte de resistencia jamás ha visto”, recuerda Luis.

El fruto de esa fascinación por la carrera de resistencia barcelonesa y por los pilotos que la hicieron épica, se llama ‘Endurance café’, una preciosa customización sobre la base de una BMW R90/6 (modelo 1976), “es mi homenaje a ese espíritu”, reconoce con orgullo Luis.

“Aunque el motor es esencialmente el original, he alterado la ergonomía de la BMW con semi-manillares, reposapiés retrasados (boxermetal.com), y un sillín individual (glassfromthepast.com). Los amortiguadores posteriores son Marzocchi Strada de la época, que obtuve en eBay, y que he restaurado”, explica este enamorado de la prueba de resistencia que durante su celebración atronaba la capital catalana durante 24 horas.

Respecto a los mandos, Luis cuenta que “son minimalistas: únicamente un cuentarrevoluciones y los indicadores del sistema eléctrico, nivel de aceite, frenos, punto muerto, y luz de carretera”.

En cuanto a los filtros de aire, son “individuales, equilibrando el sistema de escape. Dicho escape, de acero inoxidable, lo encargué a una empresa especializada (stainlessheaders.com) para que aplicaran las curvaturas específicas. El resto fue medir, ajustar, cortar, soldar… Un proceso algo laborioso, pero conseguí evitar el contacto con las piernas del piloto. De forma intencionada, cada escape es independiente, sin tubo de conexión. Los silenciadores (coneengineering.com), aunque mínimos, son efectivos; el sonido es concordante con el estilo de la máquina. Para mí es música”, reconoce con orgullo nuestro protagonista.

La batería es de litio y está ubicada en el voluminoso colín trasero “para equilibrar visualmente el depósito de gasolina de 24 litros”, reconoce Luis. En el frontal, ha situado un faro auxiliar de larga distancia Lucas LRT8 de la época de los 70, “y no sólo por su efectividad, sino también porque define la lógica asimetría de una máquina de resistencia”.

La ‘Endurance café’ no lleva carenado “no sólo para mostrar mejor los detalles de la moto, sino también para acentuar el estilo ‘low-budget’ del corredor aficionado”, apostilla.

La creación de Luis, tampoco lleva detalles gráficos, “con la excepción de las franjas deportivas verticales que adornan el magnífico y musculoso tanque de combustible, que obtuve de una R90-S. De esta forma, rompen la monotonía monocromática al ser de color azul oficial de BMW, y ofrecen un aire deportivo”.

Uno de los últimos toques en la obra de Luis es “una matrícula auténtica del año 75 (corresponde al año de fabricación de la moto) que conseguí me fuera reasignada para esta moto, algo que, gracias a Dios, es posible en el estado de Florida. Esto añade a esta moto cierto aire de respetable madurez y solera”.

El objetivo de Luis con la ‘Endurance café’ era realizar “una maquina al estilo ‘cafe racer’, sencilla y auténtica, con la que me pudiera identificar. Es mi homenaje a las fabulosas motos BMW, y a aquellos pilotos aficionados de las carreras de resistencia de los 70, pilotos de sueños enormes. Es mi homenaje a ese espíritu, ‘El Espíritu de Monjuïc’”, sentimiento que perdura en él a pesar de los muchos años trascurridos desde la mítica prueba y que finalmente ha plasmado en la ‘Endurance café’ en Estados Unidos, país en el que reside en la actualidad.

Deja tu comentario

Invita a tus amigos

Invita a tus amigos

Invita a tus amigos