Advantec

POR FIN COMPETENCIA

Por Gustavo Cuervo
La competencia estimula y hace desarrollarse cualquier actividad humana, especialmente la empresarial. La fundación de compañías de turismo en moto en España y en el mundo crece de manera exponencial, y me alegro.

Pasaron muchos años de larga travesía del desierto. Recuerdo que para organizar el primer viaje para motoristas españoles por Europa lo promocioné mediante su publicación en la revista Motociclismo, allá por el año 1979. Era una ruta por lo mejor de Europa. Motociclismo era el medio de comunicación especializado dominante, con decenas de miles de lectores semanales, ávidos de moto. ¿Sabéis cuantos se inscribieron?: 1. Pero no fui yo sólo el que empezó en España con esta ‘locura’. La otra revista de motos más leída, Solo Moto (entre las dos copaban prácticamente el 100% de la información de moto en nuestro país), anunció y promocionó a bombo y platillo durante semanas un viaje por el Sahara (Argelia) hasta Tamanrasset. ¿Sabéis cuantos se inscribieron?: 1.  No era todavía el momento.

Unos años después, me fichó Edelweis Bike Travel, la primera agencia con potencia y seriedad alemana, que ya realizaba rutas para grupos por casi todo el mundo y quería ofrecer destinos en España. Para situar a los más jóvenes, hay que recordar que no había Internet y la publicidad se hacía en revistas y en catálogos de papel. Aquellos folletos impresos de entonces estaban patrocinados por la marca de tabaco Lucky Strike. Catálogos de papel y promoción de cigarrillos, dos cosas impensables actualmente. No consiguieron ni un sólo cliente español. Edelweis es hoy la más potente de las agencias de turismo de Europa.

En 1985 y para el Club de Motos BMW de España (BMW es pionera en muchísimas facetas en el mundo de la moto y en esto también), organicé y guie el primer viaje en grupo por Marruecos. Todos los comunicados se hacían por carta a los socios, y los urgentes llamando a un teléfono fijo. Entonces, trece motos BMW viajamos por África con mi querida R90 S abriendo ruta.

Yo seguí viajando, promocionando las rutas en moto en publicaciones de todo tipo, organizando pequeños grupos de osados pioneros, sin prisa, pero sin pausa.

Tuvimos que esperar hasta 1997 cuando con Scott y Montxo fundamos IMTbike. Ya había Internet y por fin se podía divulgar todo mediante incipientes páginas web y comunicarse por e-mail. El público a conquistar era fundamentalmente el norteamericano y el destino, España. Hoy, IMTbike es la más grande y consolidada agencia de turismo en moto del sur de Europa.

Poco a poco, despacio al principio y con mucha energía en los últimos años, han surgido más de tres decenas de empresas de moto-turismo en España, centenares en todo el mundo. Ya se puede elegir entre prácticamente cualquier motocicleta y cualquier destino en el planeta para rodar en moto, y en la mayoría de los viajes las motocicletas BMW son las utilizadas, aunque afortunadamente también (viva la competencia), no las únicas.

En contra de lo recomendado y puesto en práctica por cualquier ‘agresivo broker de Wall Street’ y la inmensa mayoría de los ejecutivos de cualquier tipo de negocio, yo me siento bien al ayudar, o al menos intentar hacerlo, con todos aquellos que han empezado en este negocio. Nunca creí en lo de “al enemigo ni agua” y ya tengo una edad como para cambiar. Prefiero pensar al revés, quien sabe cuando necesitaré de su ayuda o colaboración, al fin y a la postre todos somos colegas.

Por supuesto que en este negocio no vale sólo con tener un ordenador, una moto y un navegador para organizar y guiar viajes en moto, pero todos empezamos con muy poco…yo hasta sin ordenador ni navegador.

Claro que todos nos copiamos unos a otros, y cualquier acto original con éxito es rápidamente implementado por el resto de las empresas de la competencia, esto también pasa en todos los negocios. Eso sí, también pienso que “mientras que copian, no crean, yo sigo prefiriendo crear”.

La competencia es buena y el mercado selecciona, pero es que además, no se trata de repartir el mismo pastel entre muchos, sino que este pastel hoy, afortunadamente, crece aún más deprisa que la creación de negocios especializados, y puestos en el pellejo del consumidor (palabra que considero horrible y no concibo que un viajero consuma un viaje menos aún en moto), tener muchas opciones para elegir es mucho mejor que los ‘monopolios’ que idiotizan a los que en ellos trabajan y tiranizan a los clientes. Por último y para acabar con este artículo de pura opinión, otra reflexión. “La experiencia hace fácil lo difícil y posible lo imposible”. Inapelablemente para tener experiencia hay que dedicarle tiempo, trabajo y esfuerzo a tu emprendimiento, que es la única forma de conseguir experiencia.

www.gustavocuervo.es

Deja tu comentario

Invita a tus amigos

Invita a tus amigos

Invita a tus amigos

Comprar el libro