Advantec

AMIGOS DE CLÁSICAS BMW DE ESPAÑA: CRÓNICA RUTA SIERRA DE GREDOS

Como estaba previsto en el programa de Amigos de Clásicas BMW, el pasado 17 de marzo nos juntamos en la gasolinera Repsol del Hipódromo de Madrid, a las 09:00 horas de la mañana.

Tomamos un café, esperando la llegada de los caballeros con sus monturas, el día amaneció muy plomizo, con nubes bajas y lloviendo con ganas, lo cual no invitaba en absoluto a salir en moto, pero esto no frenó lo más mínimo a algunos valientes motoristas que se presentaron puntualmente a la cita convocada por el road líder Ildefonso Oquina.

Finalmente, nos juntamos seis motos, que, tras tomarnos un café con leche bien calentito y hacer las oportunas fotografías de rigor, arrancamos para coger la autovía de A Coruña y luego desviarnos por la M-40 hacia la M-501. En todo el camino nos estuvo acompañando una lluvia continua y muy consistente, con un frío que no presagiaba nada bueno… Efectivamente, al llegar a San Martín de Valdeiglesias la lluvia se convirtió en nieve, y el sentido común y la prudencia hizo que decidiéramos parar y tomarnos un respiro y también algo más.

Tuvimos el acierto de entrar en el restaurante ‘El Tejar’, que se encuentra pasada la plaza de toros y enfrente del cuartel de la Guardia Civil, para tomar un refrigerio, siendo atendimos muy amablemente por la mesonera.

Nos tomamos unos excelentes huevos con jamón y patatas fritas, acompañados con un excelente caldo lo cual nos ayudó notablemente a pasar el frío que teníamos metido en el cuerpo y reponer fuerzas. En un excelente ambiente de gran camaradería contando anécdotas de viajes lluviosos y habiendo recibido también la visita de un clásico de la zona, que se acercó a saludarnos, se nos iba pasando el rato con la gran noticia de una notable mejoría del tiempo. Ya lo dice el refrán que “después de la tormenta siempre escampa” y por fin llegó hasta a salir un poco el sol.

Después de un reconfortante café y habiendo tenido noticias de que el puerto de Mijares estaba cortado por un importante desprendimiento de la calzada y que en el puerto del Pico nevaba con fuerza, decidimos modificar la ruta inicialmente prevista.

Tomamos la dirección de Robledo de Chavela para proseguir hasta el Puerto de la Cruz Verde, la carretera estaba limpia después del paso de las quitanieves y a la llegada nos recibió nuestro amigo Guillermo, ‘alma mater’ del restaurante allí ubicado, que nos recibió con gran alegría y alborozo, haciéndonos fotos desde la ventana del piso superior, pues éramos los únicos motoristas que habíamos acudido ‘en moto’ a tan emblemático lugar de la sierra de Ávila. Estábamos solos, totalmente solos, no había ningún motero más, sólo algún coche, las máquinas quitanieves y nosotros.

Allí nos tomamos un caldo bien caliente que nos sentó de maravilla y con la colaboración de la ‘mano inocente’ de Guillermo se efectuó el sorteo de un par de magníficos guantes BMW Motorrad AirFlow obsequio de BMW Motorrad y se entregó un Award de reconocimiento al road líder de la ruta.

Después de despedirnos de Guillermo y emplazarnos para otro día con una climatología no tan adversa, tomamos las monturas y con precaución iniciamos la bajada hacia San Lorenzo de El Escorial, prosiguiendo ya con algo de sol por el embalse de Valmayor, con menos agua de la deseada a pesar de las lluvias, el puerto de Galapagar, con unas preciosas vistas de la ciudad de Madrid, Las Rozas y cada uno para su casa.

Las BMW clásicas se portaron de maravilla y a pesar del tiempo en contra y de sus más de cuarenta años de vida a cuestas, no dieron absolutamente ningún problema.

Hasta la próxima salida.

Deja tu comentario

Invita a tus amigos

Invita a tus amigos

Invita a tus amigos


Mapfre