Advantec

LOS MIEDOS DE CABO NORTE

Por Carlos Permuy
Siempre he pensado que los sueños están para cumplirse porque, si no, se convierten en decepciones. Os digo esto porque he tenido la grandísima suerte de cumplir todos mis sueños moteros a lo largo de los años. El segundo, del que ya os he hablado a menudo, la Ruta de la Seda hasta Mongolia y vuelta, pero es del primero del que os quiero hablar hoy, que no es otro que el de Cabo Norte.

Cuando a uno le pica el gusanillo de la moto, algunos no viajarán nunca con ella. Otros, sólo viajarán dentro de España y no muy a menudo. Otros, aprovecharán sus vacaciones para salir por Europa o el norte de África y, los menos, recorreremos medio mundo en un viaje de meses por varios continentes.

Pero si hay un viaje que es el sueño de un 99% de los que nos gusta viajar en moto no es otro que el de Cabo Norte, un viaje que da vértigo cuando empiezas a interesarte por él, sobre todo por su distancia que puede oscilar entre los 11.000 y los 15.000 kilómetros.

Pues bien, voy a intentar desmitificarlo para menguar ese vértigo en la medida de lo posible. En primer lugar, debéis estar completamente tranquilos, porque tanto la ida como la vuelta se realiza sin ningún problema. No debéis olvidar que estamos hablando de Europa, lo que significa buenas carreteras, hospedaje y comida para todos los bolsillos y seguridad. Vamos, que se pasa por algunos países que son mucho más seguros que España en cuestión de seguridad vial, así que una cosa menos de la que preocuparos.

Otro tema es el del idioma. Con el inglés básico no tendréis problemas pero, si no sabéis idiomas, ahora que se ha quitado el ‘roaming’ por toda Europa hay que decir que con el Google Translator podréis comunicaros sin problema alguno, por lo que un ‘miedo’ menos, y ya llevamos dos.

El tema económico lo escribo en tercer lugar, pero para muchos es el primer ‘miedo’. Aquí sí que depende exclusivamente de vosotros elegir cómo queréis viajar ya que se puede ir de modo económico durmiendo en campings o bien en las famosas cabañas de madera noruegas (buscad en Google exactamente eso y alucinaréis), con lo que el viaje os puede salir por poco más de dos mil euros, o bien durmiendo en lujosos hoteles y gastaros más de diez mil euros. Aquí, como he dicho, depende exclusivamente de vosotros. No obstante, podéis haceros una idea de los precios buscando en Internet, en las múltiples plataformas de reservas que existen.

Como veis, los ‘miedos’ se van mitigando, así que vamos a por el cuarto, ¿aguantarán mis neumáticos o tendré que hacer revisión a medio camino?

Si vas con una GS, por ejemplo, con unas gomas trail que suelen ser bastante ‘durillas’, no vas a tener problemas y te aguantarán el viaje perfectamente. Yo hice 15.000 kilómetros con un juego y al volver aún había dibujo. Eso sí, estaban cuadradas completamente. Debemos tener en cuenta que de viaje a ritmo constante y moderado las gomas aguantan muchísimo más que cuando las usamos habitualmente por nuestra zona en nuestras salidas: frenamos más, vamos más rápido, aceleramos más… y eso gasta antes los neumáticos. A mí, normalmente, me suelen durar entre siete y ocho mil kilómetros, pero en un viaje muy largo donde debes conservarlos vas a velocidades constantes y bastante legales, por lo que te durarán mucho. Si vas con una moto con gomas más deportivas o la moto es muy potente y pesada quizá tengas que cambiarlas en algún lugar de Escandinavia, pero eso no es problema, hay mucha afición por las motos y encontrarás seguro un taller que te las cambie, como le pasó a mi compañero de viaje con su BMW K 1200 S. Simplemente preguntamos al primer motero que vimos con matrícula noruega y en 30 minutos estábamos en un taller.

Y, por último, pero no menos importante, el ‘miedo de los miedos’: ¿Y si me pasa algo? ¿Y si me caigo? Eso es muy fácil de contestar. Pasar algo puede pasarte en cualquier sitio y momento, que, aunque la frase sea muy manida no por ello deja de ser verdad. No obstante, vas a pasar por países civilizados y créeme que preferiría tener un percance en alguno de ellos que en España y no porque la sanidad de nuestro país sea mala, sino por la capacidad de reacción que tienen algunos países como, por ejemplo, Alemania. En este país el tiempo medio de reacción ante un accidente es de ¡14 minutos! ya que tienen 52 bases de helicópteros repartidas por todo el país.

Así, pues, mi consejo personal es: Si tu sueño es ir a Cabo Norte ¡hazlo realidad!

2 Respuestas para “LOS MIEDOS DE CABO NORTE”

  • Iñigo dice:

    Que así sea. Si es lo que te apetece no lo demores mas. Toma dos semanas con el finde y lanzate. Si tienes mas tiempo mejor, pero quedara grabado en tu imaginario y en el de los que te rodean.

  • Nacho dice:

    Hola Carlos. Gracias por los ánimos para el viaje a Cabo Norte, estoy en ello.
    Un comentario a lo que dices de “ahora que se ha quitado el ‘roaming’ por toda Europa”. No es del todo correcto. Lo cierto es que:

    Cuando estés en algún país de la Unión Europea, Liechtenstein, Noruega o Islandia, podrás utilizar los minutos, mensajes y datos de tu tarifa nacional como si estuvieras en España. Es decir, cuando utilices los datos, hagas una llamada o envíes un mensaje a España o entre estos países, los precios que aplicarán serán los de tu tarifa.
    Ten en cuenta que países como Andorra o Suiza no pertenecen a la Unión Europea y, por lo tanto, los datos que consumas o las llamadas que realices estando en ellos tendrán un precio distinto al de tu tarifa nacional.
    Queda excluido el tráfico realizado desde cobertura marítima, aérea o satelital.
    Un abrazo

Deja tu comentario