Advantec

¡HECHAS PARA GANAR! LAS MOTOS BMW, CAMINO DEL ÉXITO DESDE EL PRINCIPIO

Desde los Seis Días de los años veinte a la cuádruple victoria en el rally Dakar, la historia de las off-road deportivas BMW comenzó con la primera motocicleta hecha por nuestra marca. Y los riders la eligen por sus victorias y campeonatos.

Los comienzos del off-road sport

En 1923, con la R 32 todavía no presentada oficialmente, ya se encontraba en la línea de salida de una carrera off-road: el diseñador jefe, Max Friz, participó en la ‘cabalgada a través de las montañas de Baviera’ con la primera motocicleta de BMW desarrollada por él. En 1926, el ingeniero de BMW Rudolf Schleicher registró el primer éxito internacional en los famosos Seis Días de Inglaterra al obtener la medalla de oro como piloto privado con una estándar R 37.

Éxitos internacionales consecutivos

Tiempo para el espíritu de equipo: para la carrera internacional de los Seis Días, BMW configuró la selección nacional alemana. En 1933, en Gales, el plusmarquista mundial Ernst Henne, junto con José Stelzer y el dúo José Mauermayer/Ludwig Kraus en sidecar, llevó el título a Alemania por primera vez con las máquinas de 33 caballos Boxer del modelo R 16. El equipo repitió su magnífico éxito un año después y en 1935, también el título fue a Alemania y a BMW, esta vez con los modelos legendarios con compresor de BMW.

Reinicio con grandes nombres

Tras la Segunda Guerra Mundial, BMW no volvió a participar en carreras off-road hasta los comienzos de los años 50. El éxito volvió de la mano de grandes nombres: Georg y Hans Meier, Walter Zeller y los equipos Ludwig Kraus/Bernhard Huser y Max Klankermeier/Hermann Wolz, que ganaron incontables medallas en competiciones nacionales e internacionales con sus motos monocilíndricas de 250cc, así como 500cc y 600cc de poderosos motores bóxer.

Entusiastas y nuevos talentos

A mediados de los años cincuenta, BMW disolvió su división de carreras. Esto dio lugar a un cambio generacional entre los pilotos. Jóvenes talentos como los motoristas Sebastian Nachtmann, Kurt Tweesmann y Karl Ibscher ganaron para BMW campeonatos alemanes sucesivos en los años sesenta. De 1970 a 1972, Herbert Tschiang se llevó el campeonato alemán consecutivamente para nuestra marca por tres veces. Por un tiempo, éstos serían los últimos títulos off-road para BMW, mientras las motocicletas de dos tiempos se preparaban para dominar la escena.

Otro equipo BMW trabaja para competir

En los años setenta, tras un cambio de regulación en los campeonatos alemanes, el off-road volvió a ser interesante otra vez para las motocicletas de cuatro tiempos. Laszlo Peres, del Departamento de Pruebas de BMW, improvisó una construcción ligera que llevó a la línea de salida y que inmediatamente alcanzó la segunda plaza en los campeonatos alemanes. Tras ello, en 1979 BMW configuró un equipo de trabajo para competir en carreras. Richard Schalber se convirtió en campeón alemán y logró el tercer lugar en los campeonatos europeos. Un año más tarde, Werner Schütz ganó el título en el Campeonato de Alemania y Rolf Witthöft, el Campeonato de Europa.

Éxitos en el desierto

En los años ochenta, la aventura llevó a los jinetes off-road al desierto. El París-Dakar, el rally más exigente del mundo, se celebró por primera vez en 1979. En 1981, el francés Hubert Auriol trajo a casa la primera victoria para BMW, que repitió dos años más tarde. Se había despertado la ambición: en 1984 y 1985, el equipo que envió BMW llegó al París-Dakar con adecuadas modificaciones a prueba de desierto. El belga Gaston Rahier llevó su GS al podio, pilotándola durante dos años consecutivos a través de la arena, el polvo, el calor y el frío. El espíritu de la GS se hace visible.

Rahier ganó el rally en 1984 con la GS 1000 de fábrica y Auriol ocupó el segundo lugar. Apenas un año más tarde, Rahier repitió su victoria con la Boxer de 75 CV. Una vez más, fue el primero en cruzar la línea de meta en la tradicional etapa final del Lago Rosa en Dakar. Sus éxitos siguen inspirando hoy a los ingenieros de BMW Motorrad: el concepto Lago Rosa es una interpretación de las leyendas del rally y un homenaje a la moto victoriosa.

La lista de ganadores se amplía en mítines más largos

BMW también se une a la lista de ganadores del Rally de Faraones en Egipto y de la Baja California en México. Con su BMW, Eddy Hau consiguió titulares en 1988 en el París-Dakar como piloto privado, ganando la clase Maratón para motos de producción casi en serie. Jutta Kleinschmidt, ingeniera de BMW, hizo esfuerzos sobrehumanos en el Rally y en 1992 triunfó en la categoría femenina de la competición.

El regreso. Comienza el monocilindro

La ruptura duró más de diez años. En 1998, BMW Motorrad celebró su vuelta a la escena deportiva con un equipo propio. Esta vez, los modelos monocilíndricos basados en la F 650 tomaron la línea de salida del Dakar. En 1999, el francés Richard Sainct llevó a casa la quinta victoria de BMW Motorrad en este evento. El mayor triunfo se consiguió un año más tarde: BMW Motorrad alcanzó los primeros cuatro lugares y Sainct se llevó a casa el trofeo del ganador una vez más; detrás, Oscar Gallardo, por delante de Jean Bruc con sus modelos monocilíndrico; Jimmy Lewis, con su BMW Motorrad R 900 RR, entró en tercer lugar con un motor boxer.

On y off-road HP2. Enduro en la salida

Tras la temporada 2001, BMW Motorrad terminó su trabajo en el campeonato de rallies y se concentró sobre todo en las carreras de carretera con el Boxercup. Sin embargo, BMW Motorrad continuó participando en off-road Sport y en 2005 arrancó a toda velocidad corriendo de nuevo con la Enduro HP2. Hasta 2008 incluido, el Boxer off-road estándar estuvo en la línea de salida en las Off-road Races, tanto en Alemania, Austria e Italia como en las series campo a través.

Deja tu comentario