Advantec

RUMBO AL MAR ARAL

Por María Elsi
Siguiendo con mi forma de ver la vida, ‘cumpliendo sueños’, entenderéis que esta segunda oportunidad de disfrutar de cada amanecer me lleve incesantemente a seguir haciendo una de las cosas que más me apasionan, ‘viajar’ y si es en moto, pues mejor que mejor.

Así pues, con Lusi, mi BMW F 700 GS, esta primavera emprenderé viaje atravesando Europa, cruzando la eterna Turquía, Georgia y Azerbaiyán, para llegar a Uzbekistán y Kazajistán donde en medio de ambos países está el Mar Aral, ese mar al que ya se conoce como ‘Mar perdido’. Era el cuarto lago más grande del planeta reducido hoy prácticamente a desierto. Muchos son los viajeros que nos enseñan a través de las redes sociales sus fotos en este lugar. Hace años que sueño con visitar en primera persona este sitio, con ver con mis propios ojos algo que a tantos kilómetros de distancia parece imposible.

Mi viaje empezará en Asturias, para coger barcos en Italia y Grecia y una vez haya llegado a Azerbaiyán, a 70 kilómetros al sur de Bakú, en Alat, allí se determinará la duración de mi viaje, que de forma optimista pueden ser horas y de forma más ‘normal’ días, ya que solo zarpa hacia Kazajistán una vez esté lleno, así que pueden ser cuatro, catorce o Dios dirá, pero, estas son las cosas de un viaje y ¡a saber! lo que nos deparará.

Como es de suponer, no solo visitaré esta zona, sino lugares llenos de historia como Samarcanda, Jiva, Bujará, y un sinfín de pequeñas poblaciones donde en alguna de ellas pasaré la noche en una Yurta, esa especie de tienda de campaña cubierta de pieles típicas del país.

Tras pasar unos días en Moynaq, antiguo pueblo pesquero hoy convertido en un auténtico cementerio de barcos, recorreré las principales ciudades de Uzbekistan, para después regresar por Kazajistán, Rusia, Ucrania, Moldavia, Rumania, Bulgaria e iniciar ya la vuelta a España desde Grecia.

Este mes de enero, se presentó de manera oficial este viaje en la concentración internacional de motos Motauros 2018, con la presencia de un buen grupo de viajeros con los que tuve el placer y el privilegio de compartir este nuevo sueño.

Una vez más contaré con la colaboración de BMW Motorrad España, Touratech España y Mezteler en esta nueva aventura en solitario, bueno con Lusi y ‘Pepe’, el trípode que viaja conmigo para inmortalizar momentos con mi cámara de fotos.

Con esas cosquillas en el estómago que aparecen cuando estás preparando un nuevo viaje, ese miedo que siempre está ahí, pero que no es un freno, sino un estímulo para superar barreras, y sobre todo, creyendo firmemente en que al menos ‘intentarlo’ ya es ganar, emprenderé esta nueva andanza, para seguir soñando, para ¡ganar vida!

“Un ganador es un soñador que nunca se rinde” (Nelson Mandela).

Deja tu comentario