Advantec

EL MEJOR VIAJE DEL MUNDO

Por Gustavo Cuervo
¿Quieres saber cuál es el mejor viaje del mundo? Cuando leas este articulo hasta el final, lo tendrás claro. En principio, no parece fácil afirmar cual es el mejor viaje del mundo. Si vemos la publicidad de las agencias moto-turísticas de todo el planeta una gran mayoría afirman que ellos te ofrecen el viaje de tu vida. ‘One life experience’. Lógicamente es una frase de marketing, muy norteamericana, usada y llamativa y todo el mundo ‘barre para casa’.

Si miras las redes sociales hay miles de viajeros que afirman haber dado con la clave y te recomiendan algún destino. También, como es lógico, nadie dirá que ha realizado el peor viaje, si no el mejor.

Las clasificaciones de carreteras o rutas que aparecen de vez en cuando por los medios de comunicación, especialmente los generalistas, se limitan por lo general a un ‘corta y pega’ de otros artículos. Lo normal es poner a la Ruta 66 norteamericana como la mejor ruta del mundo. Que tiene el mejor ‘marketing’ es indudable, tanto como que no es ni de lejos la mejor ruta para montar en moto. Plana durante miles de kilómetros y sin atravesar ninguna ciudad o entorno especialmente destacado, no hay que olvidar que muchos de los lugares que incluyen en la Ruta 66 están bastante lejos de su trazado como el Cañón del Colorado, por ejemplo. Vamos, como si decimos que la N-110 entre Soria y Plasencia es la mejor de España porque puedes pasar por Cantabria y Sierra Nevada.

Entonces, ¿cómo hacemos para saber cuál es la mejor ruta del mundo? Pues fácil. Primero tienes que pensar que eres solo tú el que debes tener tu propia clasificación, es la única realmente valida.

Para ser un poco objetivo, hay que tener varias consideraciones. Lo primero es la compañía durante la ruta. El viaje más soso se puede convertir en el viaje de tu vida si la persona o personas con las que viajas son divertidas, formándose un equipo de verdad, donde todo el mundo pone lo mejor de sí mismo para pasarlo bien. Todo lo demás es accesorio.

En segundo lugar, el clima. La mejor ruta se puede convertir en un martirio con mala climatología, o al revés, un buen clima, en lugares donde normalmente hace mal tiempo, se puede convertir en una delicia. Por supuesto que si viajas solo el clima es el factor más determinante.

En tercer lugar, la geografía tanto física como humana. Cuanto más montañoso y variado étnicamente sea el recorrido más posibilidades de llegar a convertirse en el viaje de tu vida. Lo segundo es atractivo para cualquier viajero y lo primero una condición esencial para los motociclistas, ya que siempre antepondremos las rutas de curvas a las de rectas y las curvas en las montañas son necesarias y en las llanuras, pues no.

Además, hoy otros factores para calificar bien un viaje, como es su dificultad. Las aventuras extremas, que varían de unos a otros viajeros en función de la experiencia de cada uno, ayudan a elevar la calificación de una ruta, por lo que suponen de superación del reto personal. Suele suceder que cuanto más difícil, dura y complicada, más se valora una ruta. Sobre todo, con el paso del tiempo.

Si quieres que ‘me moje’ y te diga cuál es para mí el mejor viaje por el mundo te diré que aún está por llegar. Si miro hacia el pasado, se me agolpan tantos que no sabría elegir sólo uno, ni tan siquiera uno por Continente. Si que confirmo que los primeros viajes son los que recuerdo con más cariño. Aquel Madrid-El Cairo-Assuan (Egipto)-Madrid por Europa (Yugoslavia era un sólo país ) en 1984 con nuestra querida BMW R90S en épocas que no había Internet, navegadores ni teléfonos móviles, cuando lo de viajar en moto era sólo una locura personal, sin predicamento en parte alguna más allá de las revistas especializadas, en las que de vez en cuando un viaje era algo exótico que colaba sus páginas entre motos deportivas superRR y competiciones de off road; tal vez podría colocarse en primera posición. O tal vez uno anterior (1977) con una Montesa Enduro 250 con la que mi hermano José y yo recorrimos 8.000 kilómetros en un mes por siete países de Europa (había frontera y moneda diferente en cada uno de ellos). O a lo mejor, la etapa Pekín-Yekaterimburg de la vuelta al mundo 1996 con la BMW R 100 GS atravesando China, Mongolia y Siberia. Viajes más recientes y seguramente más extremos necesitarán el paso del tiempo para valorarlos en su justa medida.

Así que ¿Cuál es el mejor viaje del mundo? Pues seguro que ya tienes pensado alguno de los que realizaste para ponerle en esa posición y ten por seguro que lo será, pues como decíamos al principio, tú, y solo tú, eres el que debe elegirlo.

Deja tu comentario