Advantec

CUARTEL GENERAL EN MIAMI

Por Charly Sinewan
La moto permanece inmóvil bajo un voladizo en la parte frontal del Hotel Fritz, en la mítica Ocean Drive de Miami Beach. Cientos de personas pasan delante de ella cada hora. Es un desfile improvisado, de diferentes culturas, pieles o religiones. Y mientras, la ruta en moto ha de esperar.

Para muchas personas, cuando paro un largo periodo de tiempo en un mismo lugar, es síntoma de descanso. Sin embargo, es todo lo contrario. Dentro de esta vida nómada, cuando estoy encima de la moto atravesando berenjenales, sudando para salir de un arenal o barrizal, es cuando estoy descansando. Esa es una de las razones que me hicieron salir un día de casa con la casa a cuestas, estar más tiempo transpirando encima de la moto que frente a un ordenador. Descansar la cabeza, que es la parte más delicada.

Las paradas largas suelen hacerse por diferentes necesidades. O bien para organizar un tramo de viaje complicado, las menos, o bien porque la moto necesita ser reparada, o en mi caso porque tengo que editar muchas horas antes de poder seguir. Estas dos últimas fueron las razones por la que puse la mirada en Miami como cuartel general para una larga temporada. Y si lo hice es porque allí había un grupo de personas que seguro me ayudarían a poder costearlo.

Lo cierto es que la ruta motera se convierte en viaje, cuando se apaga la moto y se pasea. Es ahí donde aparecen las personas y se construyen los recuerdos.

Arrancamos nueva temporada, gracias por acompañarme.

Deja tu comentario