Advantec

CÓMO UNA MOTO CAMBIÓ SUS VIDAS. UNA GS SIGNIFICA ALGO MÁS QUE MOTOCICLISMO

Deseo, coraje, curiosidad y, en definitiva, pasión por la aventura es lo que une a los amantes de la GS. Una comunidad cada vez más expandida de la que hoy nos dan buena cuenta cuatro riders que experimentan la campaña One World – One R 1200 GS. Se trata de Herbert Unger, Stephanie Rowe, Stéphane Gautronneau, Salvador Echevarría y Alessio Cigolini.

Herbert, conocido como Herby por sus amigos cercanos, es un tipo amigable y abierto que piensa que la vida es demasiado corta como para desaprovecharla. Para no hacerlo, la motocicleta le ha servido para cambiar el devenir de los acontecimientos. Atravesar Nueva Zelanda y formar parte de la familia BMW Motorrad es de lo mejor que le ha pasado (por detrás de su boda, según cuenta). Incluso ha trabajado con nosotros, siendo guía en el campamento BMW Motorrad Almería. De origen alemán, la fascinación de Herby por el país oceánico ha ido en aumento, casi tanto como por nuestros modelos. Una de las últimas motos que ha comprado es la R 1200 GS Rallye. ¿Qué es para él el espíritu GS? “Llevamos por el mundo la fascinación, la diversión y la pasión por el motociclismo. Además, para mí, significa libertad”.

La fémina de este quinteto de oro es Stephanie Rowe, ciudadana británica que tuvo en carreras de enduro locales sus primeros contactos con el mundo de las dos ruedas. Poco después empezó a trabajar en una tienda de motocicletas vendiendo accesorios y repuestos. Fue entonces cuando un nuevo mundo se abrió ante ella, tomando parte con nosotros en su primera gran aventura haciendo un tour que le llevó por España, Francia, Italia, Austria y Alemania. “La comunidad GS es real. Hemos conocido mucha gente y muchos de ellos nos han acompañado. Nos hemos reído mucho y hemos pasado un gran tiempo juntos”, afirma la rider. Una espinita clavada para ella fue perderse por poco el GS Trophy de 2014 en Norteamérica, debido a un accidente que le dañó la rodilla. Nada, por cierto, que le haya impedido convertirse en instructora oficial de BMW Off Road.

En tercer lugar, tenemos a Stéphane Gautronneau, francés, y que ha sido capaz de recorrer a lomos de su montura los 17.000 kilómetros que separan París de Goa. Os podréis imaginar la gran cantidad de aventuras que ha vivido. Cuando no se gana la vida como fotógrafo en su casa de los Pirineos, considera las rutas de larga distancia como su hogar. Ha tenido la oportunidad de convertirse en embajador de BMW Motorrad y completar viajes hasta por Estados Unidos sobre la R 1200 GS. De hecho, tal es el amor que siente por ésta que, en Las Vegas, ¡llegó a casarse con ella en una de las famosas capillas! Eso sí, una semana después volvió con su novia para pasar por vicaría como Dios manda. Stéphane tiene más de 20 años de experiencia a sus espaldas, luciendo en su currículum trabajos como el de fotógrafo durante el GS Trophy de 2016 en Tailandia. “Es increíble y fascinante ver a los 200 participantes vestidos totalmente igual en la salida”.

“Nacido para vivir, vivir para montar en moto”. Ésta es la máxima de Alessio Cignoli, un italiano que ha vivido el viaje de su vida en Laos. “Me encantan los destinos exóticos. Enseñan experiencias y aportan anécdotas que solamente son posibles aquí”. Antes de esta campaña, el rider ya sentía atracción por las aventuras en moto, tal y como demuestra su viaje de quince días con su GS a través de Valtellina, Suiza y Austria, atravesando los míticos Dolomitas.

Nos queda por hablar del español Salvador Echevarría, al que su pasión por el mundo animal le ha llevado a Sudáfrica de la mano de su otra gran afición, la motocicleta. Allí ha podido recorrer las carreteras más recónditas que puedas imaginar, observando una fauna única e, incluso, tribus nativas. Sólo se puede llegar a sitios así sobre dos ruedas. “Montar en moto y viajar es la combinación perfecta para mí”. Desde el año 1990, el corazón de Salvador ha sido el de un rider sobre el que la GS ha jugado un papel decisivo. “El espíritu de equipo y la complacencia son fundamentales a la hora de hacer sacrificios, y dos de las cosas más importantes cuando te enfrentas a una verdadera aventura sobre dos ruedas”. Y todo ello sin olvidar una pasión que al final es la que mueve a los riders.

Deja tu comentario