Mapfre


Advantec

EL SABOR DE LA VIDA SOBRE LA BMW K 1600 BAGGER

El chef Wolfgang Weigler es una de esas personas enamoradas de la buena vida. Además de la buena cocina, que además de una pasión es su profesión, también tiene en las motocicletas otra de sus grandes motivaciones. Y como arte puede ser considerado el cocinar, también lo es la BMW K 1600 Bagger, uno de nuestros modelos más distinguidos.

“Si quieres cocinar bien, necesitas tiempo”, afirma Weigler, mientras maneja de forma extremadamente veloz su cuchillo, a la par que habla pausadamente mientras cocina una tortilla. La mejor manera de comenzar un día, sobre todo si éste es soleado y te espera fuera una K 1600 B.

Sin duda, la creatividad es otra de las claves para convertirte en buen chef. De hecho, el propio Weigler afirma que él mismo siempre trata de “interpretar la comida ordinaria de manera creativa”. Una vez que los platos se vacían y los estómagos están llenos, hay que haber logrado cruzar los límites del placer.

Todo esto se desarrolla en una zona alpina donde las carreteras son estrechas. Es, sin duda, toda una aventura rodar con la nombrada montura por aquí. Eso sí, el paisaje compensa cualquier dificultad, con el viento haciendo que la propia humedad genere un espectáculo visual parecido al de una ducha dorada. Solamente hay que disfrutar de la gran variedad de colores que genera el otoño en esta zona. La sensación de libertad es evidente. “Cuando monto en moto, estoy totalmente desconectado. Solamente existe la carretera, nada más existe para mí”, afirma el chef.

Llegado el mediodía, es hora de la comida. Wolfgang Weigler sabe algo acerca de cocinas móviles. Con su trailer de catering W.U.F.O., él es especialista en llevar los platos más sabrosos a los lugares más recónditos. Éste pesa 8,75 toneladas, mide 10 metros y es capaz de crear una cocina de 28 metros cuadrados. Además, está dotado de las últimas tecnologías. Wolfgang es capaz de cocinar para entre 300 y 3.000 personas con él. Hoy es más sencillo, ya que solamente cocina para tres. Además, las maletas de la K 1600 B vienen cargadas de todo lo necesario para crear una experiencia culinaria a la última.

“Tiendo más a la personalización que otros chefs. Mis clientes reciben su catering de una forma muy exclusiva”. Y es que Wolfgang Weigler sabe que el gusto y las preferencias en temas de comida de la gente son muy personales. “Ser flexible está en mi sangre. Me encanta cocinar cosas diferentes uniendo todo con las preferencias regionales, dando toques exóticos. Soy igual de apasionado en la cocina que con las motos. Para mí, el requisito número uno es alcanzar el 100% de disfrute”.

Esta experiencia junto a Wolfgang Weigler ha sido un placer. El chef ha traído consigo lo que ha considerado necesario comprar en el mercado. “No quiero ser creído, pero trato de buscar la calidad y la excepción en cada detalle”. Con ideas simples, el trata de aportar todo el sabor posible a sus platos. Y si estos son degustados al lado de un lago al pie de las montañas, mejor que mejor.

Una respuesta para “EL SABOR DE LA VIDA SOBRE LA BMW K 1600 BAGGER”

  • Roque Sanchez dice:

    He estado a punto de tener ya en mi garaje la hermosa bageer, ahora estoy poniendo la mía en venta, una R 1150RT, a pesar de que estoy mas que satisfecho con ella, es una lástima no disponer de tiempo para las 2 motos, por eso vendo la mía desde hace 14 años, va como el primer día pero deseo cambiar de montura, ya cada edad pide una cosa, a mi me pide cambiar. Nunca olvidaré a mi RT, ahora espero tener la Bagueer, mi definitiva

Deja tu comentario

Invita a tus amigos

Invita a tus amigos

Invita a tus amigos