Advantec

BRAD KLYNSMITH DE LA BANDA GANGS OF BALLET Y LA NUEVA BMW G 310 GS

Música y motos son dos mundos que muchas veces encuentran un nexo de unión en personajes de la talla de Brad Klynsmith, miembro de la banda Gangs of Ballet. Nacido en Durban, reconoce haber redescubierto su pasión por las dos ruedas hace tres años, momento desde el cual ésta es su vida. Sin duda, un tipo singular y aventurero, algo que queda totalmente claro después de reconocer que ¡nunca compra la misma pasta de dientes dos veces!

Brad está inmerso en el proyecto Everyday Adventure. Y aquí es donde entra en juego la BMW G 310 GS, que le esperaba un día en el jardín de su casa con una nota que rezaba: “Haz algo que no hayas hecho nunca antes”. Ahí nació su participación en esta historia. Fanático también del surf, ¿por qué no combinar ambas pasiones?

Brad formó entonces un equipo con dos amigos con la firme intención de hacer realidad su Every Day Adventure. Uno de ellos posee una tienda de surf donde vende tablas personalizadas, mientras que al otro le sedujo la idea de conducir la G 310 GS por la arena mientras tiraba… ¡de un surfista! Fue llegar a la playa y poner en marcha la idea. Tiraron del que se subía en la tabla desde el agua hasta la arena, deslizándose por ella como nunca antes nadie había hecho. Su Every Day Adventure con la G 310 GS estaba hecho.

Las motos son toda una pasión para Brad Klynsmith, como decíamos. De hecho, su Instagram le delata como un auténtico fanático de ellas. Pero, ¿qué es lo que más le gusta de las motos? La sensación de libertad que aportan, y es que hay lugares a los que solamente puedes acceder sobre dos ruedas. Y también, por qué no decirlo, su practicidad a la hora de buscar aparcamiento.

La inspiración que le da la aventura a Brad también se basa en el cambio constante, algo que afronta a diario poniéndose diversos retos y tareas. Por ejemplo, cada día vuelve a su hogar por un sitio diferente, de tal forma que puede descubrir nuevas carreteras, restaurantes y demás. Y es aquí donde entra lo de no comprar dos veces la misma pasta de dientes. Así se da cuenta de que vale para muchas más cosas de las que imagina.

Con un padre que tocaba la batería y una madre pianista, que Brad Klynsmith se convirtiese en músico era cuestión de tiempo. Eso sí, el piano no era lo suyo de pequeño. Finalmente creó la banda Gangs of Ballet con dos amigos, estableciendo su base en Durban. Los tres estudiaron música en la universidad e hicieron de su afición una profesión. La versatilidad es la clave de su existencia, pues tratan de mezclar estilos a priori tan diferentes como música alternativa, electrónica, dance y pop melódico. Brad es el cantante y el guitarrista, además del compositor. De momento, para verles en directo hay que viajar a Sudáfrica, pero esperamos tenerles pronto en alguno de los eventos BMW Motorrad que organizamos durante el año. Merecerá la pena.

Deja tu comentario