Mapfre


Advantec

SOMOS PRIVILEGIADOS

Por Carlos Permuy
Sin darnos cuenta, ya hemos entrado de lleno en el invierno. Los días son más cortos y fríos, algunos de ellos con lluvia, y hay que abrigarse bien para salir a montar en moto. No obstante, aun así, somos unos privilegiados.

El motivo es muy sencillo: mientras en los países centroeuropeos ‘hibernan’ sus motocicletas hasta bien entrado el mes de abril, nosotros seguimos saliendo a rodar durante toda nuestra temporada invernal. Tenemos la grandísima suerte de que España es uno de los países con más horas de sol al año y con unas temperaturas más que benignas aún en plena época invernal.

Sin ir más lejos, el pasado 26 de diciembre salí en moto y el termómetro marcaba nada menos que 19 grados. Bueno, sí, acepto que es algo exagerado para la época en la que estamos y que fue un día puntual, pero ¿cuántos países centroeuropeos pueden disfrutar de un día de sol a 19 grados en pleno diciembre? Me atrevería a decir que ninguno.

Es más, soy de los que prefieren el invierno para salir a rodar, sobre todo por la costa española: las carreteras están más despejadas, no pasas un calor infernal ya que el frío es más fácil de combatir y puedes parar a comer prácticamente donde quieras con la garantía de que vas a encontrar mesa sin problemas.

Por si todo esto fuera poco, el equipamiento motero ha mejorado muchísimo en los últimos 20 años y tenemos toda suerte de tejidos técnicos que nos permiten afrontar un rango de temperaturas muy variable sin problemas, como ya analizamos en esta misma columna hace unos meses. No me cansaré de repetirlo: ¡larga vida a los tejidos laminados! Si llueve no se empapa la capa exterior y no tenemos jamás esa sensación de humedad y frío que sí producen los trajes tricapa.

No obstante, también es la época de prestar aún más, si cabe, atención a nuestra montura ya que todo debe de estar perfecto. No basta con tener la revisión hecha, los neumáticos no deben estar, jamás, en su punto de máximo desgaste. Si con buen tiempo se nota que el comportamiento empeora, imaginaos con lluvia. El llevar un neumático en buenas condiciones hace que la frenada se acorte en muchos metros, lo que puede suponer la diferencia entre un susto y dar con nuestros huesos al suelo.

Y un consejo para los usuarios de motos trail, durante el periodo invernal montad neumáticos cien por cien de carretera si no vais a pisar tierra. Primeras marcas como Michelin tienen versiones de carretera para las maxitrail, como las Pilot Road que uso yo durante esta época del año. El alto contenido en sílice hace que trabajen muy bien en bajas temperaturas y, en mojado, pueden llegar a frenar hasta en ¡diez! metros menos que otras más mixtas.

Así, pues, no le tengáis miedo al invierno, equipaos bien y revisad perfectamente vuestra montura y salid a devorar kilómetros puesto que somos unos privilegiados.

Deja tu comentario

Invita a tus amigos

Invita a tus amigos

Invita a tus amigos