Mapfre


Advantec

PASADO Y PRESENTE. BMW R NINET SCRAMBLER

Por Willy Sloe Gin
No es baladí el asunto de recibir este 2018 (que más nos vale venga aderezado con un poco más de sentido del humor que el dejado atrás ayer mismo), acompañado nuevamente por otra R NineT. En este caso la Scrambler. Sólo han sido tres días para poder disfrutarla. Suficientes.

Podría contar que partí hacia Logroño, pongo por caso, aunque lo cierto es que nos hemos paseado por carreteras de Madrid, sembrando envidia en todo aquel que nos miraba.

No haré por tanto y por una cuestión de principios lo que hace un amigo mío, y otros tantos que no lo son, seguramente por no haber coincidido hasta el presente. A saber, enviarme fotos del Sahara a la altura de Mauritania, cuando realmente están hechas en Almería.

Tampoco importa. Aunque para seguir soñando haya que disfrazar, de cuando en vez, la realidad.

De hecho, Almería y su desierto me parecen dignos de ser visitados, a pesar de tener que aceptar la imposibilidad de toparnos con un bereber en aras de encontrarnos con comanches y pistoleros oriundos de la vecina Granada.

Acerca de la Scrambler puede decirse poco más de lo ya contado por otros y por mí mismo.

Motor y características idénticas a las otras R NineT, solamente diferenciadas por la cuestión estética. Estética completamente distinta, por ejemplo, a la Urban G/S.

(En la Scrambler conté con control de tracción y ABS desconectables).

De modo que la cuestión estética será fundamental para inclinarse por uno u otro modelo.

Yo, personalmente, he vuelto enamorado de esta última.

Pasado y presente. Ha conseguido BMW amalgamar estos dos conceptos en uno sólo a través de esta moto.

Hoy día en que se vuelve recurrentemente al pasado, para buscar en él otras tantas manifestaciones estéticas.

Estética, aventura, romanticismo.

Seguramente sea este último la seña de identidad del que viaja en moto. Dará igual cual sea el fin. ‘Veneno en la sangre’ que tenemos unos cuantos. También mi amigo, que para arrancar 2018 con el ímpetu que le caracteriza, me ha largado unas cuantas fotos suyas y de su moto, hechas según dice, en algún lugar de Finlandia. Lo cierto es que están hechas en Soria, en las lagunas de Neila.

¡Qué más da!

Pasado y presente.

Estética, aventura y romanticismo.

Para seguir soñando, para seguir viviendo.

Deja tu comentario

Invita a tus amigos

Invita a tus amigos

Invita a tus amigos