Advantec

NOMAD TRAIL 2017

Por Eduard López Arcos
El desierto no entiende de relojes. El sol ordena el inicio de la jornada y el momento de pararse para acomodar el campamento antes de que oscurezca.

El Nomad Trail es una ruta por el oeste de Marruecos, de norte a sur, desde Nador hasta las dunas del Erg Chebbi. El recorrido ofrece múltiples alternativas para que sea más o menos exigente, pero sea cual sea la vía elegida siempre es placentero y reconfortante por sus paisajes y sus gentes.

Ésta ha sido la segunda edición del Nomad Trail y, como cabía esperar, ha sido diferente a la del año anterior. Esta magnífica travesía está tan viva como su tierra, que va mutando debido a los fenómenos climatológicos. Cuando el año pasado, en diciembre, nos sorprendieron las fuertes lluvias y nevadas, la aventura nos puso a prueba y descubrimos la humanidad de la gente de las montañas y el desierto. En cambio, en esta última edición las temperaturas han sido agradables y el sol nos ha acompañado cada día. Entre el día y la noche cae un puñado de grados de temperatura. Los riders que no llevaban la equipación de acampada adecuada han notado el frío dentro de la tienda.

El fuego nos ha acompañado cada noche. Ibrahim ha hecho la asistencia en un 4×4 pickup, cerrando el grupo de motos. Nuestro asistente local, además, se ha encargado de hacer el fuego y cocinar la carne a la parrilla. El generoso Carlos cargó en su equipaje un buen surtido de cervezas, jamón, embutidos, queso y cacahuetes, que compartió con todos nosotros. ¡Todo un lujo!

La organización del Nomad Trail aporta lo más básico para que todos los participantes vivan una experiencia natural, sin más lujos que un coche de soporte que les transporte el equipaje más pesado. Cada rider debe ser autónomo y llevar sus propias herramientas. Para reponer víveres nos acercábamos al mercado de alguna aldea, y el almuerzo lo solucionábamos con un picnic bajo alguna escueta sombra.

Esta experiencia aporta múltiples sensaciones. La paz del desierto se convierte en un estímulo cuando después de muchos kilómetros caes en la cuenta de que no has visto a nadie más que a tus compañeros. Los riders con menos experiencia off-road, con algunas indicaciones, aprenden a moverse mejor fuera del asfalto y su mejora al final del viaje es notable. Raquel, con su BMW F 700 GS con reducción de altura, una moto nada fácil para manejarla en zonas de piedras y arena nos ha demostrado de lo que es capaz esta máquina en manos de una valiente y atrevida rider.

Gracias Dani, Jorge, Carlos, Raquel e Ibrahim por hacer de este Nomad Trail 2017 unos días especiales y divertidos.

¡Nos vemos en el desierto!

3 Respuestas para “NOMAD TRAIL 2017”

Deja tu comentario