Advantec

LA COSA NOSTRA TREFFEN: CRÓNICA GIRONA-GOLD EDITION

Para la celebración de nuestra séptima edición de La Cosa Nostra Treffen, tuvimos menos nervios, concretamente una semana menos de ansia y preocupación ya que adelantamos su celebración esos siete días para que no coincidiera en fechas con la feria grande de Girona, cosa que nos habría impedido encontrar alojamiento en la más norteña de las capitales catalanas. Para celebrar nuestro primer encuentro en el centro de la provincia, fijamos la sede en el Hotel AC Palau de Bellavista, un cinco estrellas situado en una ladera con vistas espectaculares sobre Girona y a pocos pasos del Barri Vell y la muralla de la ciudad para los paseos fuera de programa.

Viernes 20

A lo largo del día llegó el grueso de los participantes al hotel y, tras la recogida de los ‘Wellcome Pack’ y ‘Check-lnn’ de ingreso, nos reunimos para el primer gran acto del encuentro, la cena de bienvenida, que celebramos en un salón exclusivo del hotel que reservamos para los dos días de estancia. Antes y después de la cena, unas cuantas copas para narrar las vicisitudes del camino en la terraza chill-out con un espectacular atardecer que tiñó de rojo el ambiente, ofreciéndonos una espléndida vista nocturna de la ciudad. Tampoco falto la Ratafia, típico licor de nuestra tierra con el que LaCosaNostra agasaja e invita a los participantes desde la segunda edición.

Sábado 21

Tras el desayuno, reunimos a las 72 motos a la puerta del hotel y tras una breve espera para la llegada de la Policía Local, que nos escoltó para abandonar la ciudad, iniciamos la ruta pasando por el Barri Vell, zona restringida para el tráfico motorizado. Por ello y desde aquí, nuestro agradecimiento al Ayuntamiento de Girona por autorizarnos a realizar este recorrido que dio un aliciente más a la ruta.

El día se levantó con un magnífico sol, sin que hubiera asomo de neblinas que nos ocultaran los colores otoñales del paisaje de los alrededores de Girona. Con tan buenos augurios, salimos de la ciudad al encuentro de las señoriales masías de Canet d’Adri, recorriendo la Vall del Llémena, bordeando y cruzando repetidamente la lámina de agua de su riera que nos llevaría hasta la frontera con la volcánica Garrotxa por la carretera de Les Encies. Pasamos por el embalse de El Pasteral camino del más grande pantano de Susqueda y por el Coll de Nafré, estrecha y húmeda carretera que en esta época ve aumentada su dificultad por estar rodeada de enormes castaños que arrojan sus frutos y sus hojas a la calzada.

Así, llegamos a la primera parada del día, el Santuario del Coll. Llegar hasta aquí nos llevó más tiempo del previsto por las dificultades antes mencionadas, retraso que tendría consecuencias posteriores. En el citado Santuario hicimos una parada de una hora para degustar una ‘castanyada’ (castañas asadas) regada con dulce moscatel, a voluntad. Único inconveniente, las manos negras de tanto pelarlas. Aprovechamos también los exteriores del santuario para hacer la foto de grupo.

La consecuencia del tiempo perdido en el Coll de Nafré fue que tuvimos que recortar la ruta para cumplir con el horario establecido y los compromisos con los establecimientos que nos darían refugio y descanso. Por ello variamos la ruta y Sant Hilari Sacalm y Santa Coloma de Farners quedan pendientes para una próxima edición. Partimos del santuario en dirección a Osor y una vez en esta localidad, en lugar de tomar la carretera hacia Sant Hilari, lo hicimos en sentido contrario, camino de Anglés, atravesando el pueblo y reencontrándonos con la ruta original. De esta forma recuperamos el horario en el cruce que nos llevaría a Brunyola y unos cuantos kilómetros más adelante entramos en el parking del Estanc Nou de Estanyol, donde tomamos un refrescante aperitivo en su terraza.

Reemprendida la marcha a tiempo para llegar a las 14:00 horas al lugar de la comida, distante unos 20 km, arribamos puntualmente al restaurante Siloc, donde nos tenían preparado el ágape en la sala de Els Arcs, y que no abandonaríamos hasta más allá de las 17:00 h.

El hotel se encuentra a no más de 4 km del restaurante, así que el regreso fue rápido. Llegada al establecimiento hotelero y tiempo libre que algunos aprovecharon para visitar la ciudad; otros para descansar y los terceros optaron por ver otro espectacular atardecer en la terraza. Y todos pendientes de la hora de la ‘Cena de Despedida’ y del concurso de disfraces y el sorteo. Este año, al adelantar la fecha, no coincidimos con Halloween, por lo que se dio libertad de tema para disfrazarse. Finalizada la cena, se procedió al sorteo de los regalos, premiar al disfraz más original y bailar hasta que el cuerpo aguantara. En el baile es donde se produjeron las verdaderas despedidas y promesas de volver. Las del día siguiente son las tristes porque significa que el encuentro se había acabado y toca esperar otro año más.

¡Nos veremos en la VIII LCNTreffen! ¿Dónde? Ya os lo comunicaremos.

Enlace al reportaje fotográfico completo en:

BMWMotos.com /Foro/Concentraciones/ VIIª LaCosaNostraTreffenDeluxe Girona Gold Edition

Agradecimientos

BMW Motorrad España; Martin i Conesa, Concesionario BMW; Corcoll & Sola; Ventaneumaticos.com; Metzeler; Michelin; Patronat de Turisme Girona-Costa Brava-Pirineus; Ajuntament de Girona; Óptica Universitaria; Hotel AC Palau de Bellavista*****; Josep Campos Photographer; Estudi FGH.net Disseny.

Deja tu comentario

Invita a tus amigos

Invita a tus amigos

Invita a tus amigos