Advantec

CLUB BMW TOURING DE ESPAÑA: ALGARVE-PORTIMAO (PORTUGAL)

Habían pasado ya diez años desde que, en octubre de 2007, preparamos una salida para el Club en el Algarve. Queríamos volver para recordar tan buenos momentos y enseñar esta maravillosa zona de Portugal a quienes no estuvieron en aquel viaje. Esta vez estaríamos en Portimao, y desde aquí intentaríamos mostrar las bellezas de un lugar espectacular que estábamos seguro que iba a enamorar.

Entre decenas de hoteles elegimos el mejor situado, el Hotel Algarve Casino, un clásico de 5 estrellas que no podía defraudarnos. Aprovechando el puente del Pilar planteamos una salida más larga, tres noches y dos días completos para conocer la zona: El primer día, viernes, sería un día más lúdico y descansado, dejando para el sábado la ruta y otras actividades moteras.

La respuesta del club fue asombrosa: 77 motos y 145 participantes desbordaron todas las previsiones y convirtieron la salida en multitudinaria. Sin asustarnos, aceptamos el reto y decidimos que podíamos conseguirlo.

Los más madrugadores llegaron el miércoles. Para ellos reservamos una cena en un restaurante típico y peculiar de la ciudad. Platos increíbles en un ambiente donde no faltó la música portuguesa para deleite de los asistentes.

El jueves amaneció radiante, el tiempo iba a ser bueno todo el fin de semana y estando en un lugar como éste, que más se podía pedir. Menuda suerte tuvimos.

Los amigos fueron llegando el jueves a Portimao. Para empezar la salida, preparamos una comida en una zona típica, la zona Riberiña, allí donde se comen unas sardinas espectaculares, además de otros platos típicos, que hicieron la delicia de los 58 comensales que nos adelantamos a esta comida informal.

Posteriormente, nos trasladamos al hotel, un rato de relax y de disfrute en la estupenda piscina mientras íbamos recibiendo a todos los participantes. La cena en un restaurante tipo Rodizio, donde degustamos unas carnes estupendas, dio por concluida la jornada del jueves, día 12.

El viernes 13, nada de viento y mucho sol, día perfecto porque la jornada estaba preparada para disfrutar del mar, de los acantilados y cuevas de esta costa maravillosa. A bordo de un catamarán embarcamos en dirección Carvoeiro y Benagil. Allí, en lanchas rápidas nos adentramos en las grutas y lo pasamos como niños. Si el Algarve se distingue por algo es por las calas tan especiales que lo forman. Fue una excursión muy especial.

A la vuelta, recepción por parte del Ayuntamiento con un estupendo aperitivo y entrega de una placa de agradecimiento a la Presidenta del Consejo Municipal de Portimao, la Sra. Isilda Gomes, por su apoyo incondicional con nosotros.

Posteriormente, salida en nuestras motos para realizar una pequeña ruta-paseo para conocer un bonito rincón del Algarve, la Praia Marinha, considerada por la Guía Michelín entre las diez playas más bellas de Europa y entre las cien mejores del mundo. Continuamos la ruta y fuimos a comer a Alvor, un pueblo pesquero que mantiene el sabor de lo portugués en sus calles y en sus gentes. Lo que quedó de la tarde fue para descansar hasta la cena, que se celebró en el estupendo restaurante F de Praia da Rocha. Este día realizamos el sorteo de regalos, pues el sábado se preveía falta de tiempo por el espectáculo fin de fiesta que teníamos programado.

El sábado, día 14, nos levantamos temprano, pues teníamos que estar antes de las 8:45 en el Autódromo Internacional de Portimao. Allí, nada más llegar, dimos una vuelta todos juntos al circuito, pero a toda velocidad. La gente se transformó en Marc Márquez por un momento, era la oportunidad de correr en un circuito, ¡era la locura! y que bien que lo pasamos. Hubiésemos deseado dar más vueltas, pero los compromisos del circuito lo impedían. Nuestro agradecimiento a los responsables por darnos esta oportunidad única. Volveremos algún día a esta impresionante pista.

Tras abandonar el circuito, nos dirigimos a Lagos. En principio y escoltados por la policía local, íbamos sólo a cruzar esta bella ciudad, pero teníamos tiempo, así que improvisamos una visita a la Punta de Piedade. Un lugar mágico que ya visitamos en nuestra anterior salida de 2007 y que fue un acierto contemplar de nuevo. Continuamos la ruta prevista hasta Cabo San Vicente donde nos hicimos fotos espectaculares contemplando el paisaje. Posteriormente, nos fuimos a tomar un aperitivo en los jardines y piscina de un precioso hotel, el Memmo Balearia, mientras disfrutábamos de las vistas de la Bahía de Sagres.

Tras el aperitivo empezaba realmente la ruta motera en dirección Vila do Obispo por la N-268 y continuar dirección Carrapateira y Bordeira. En el cruce con la N-120 tomamos dirección Bensafrim/Lagos para girar por una pequeña y estrecha carretera comarcal en dirección Pincho, hasta conectar con la N-125-9 hasta Odiaxere. Desde aquí, por la N-125, nos dirigimos hacia Alvor y llegamos al restaurante de la comida. Solo comentar que fueron muchas las rutas que probamos, prácticamente todas las carreteras posibles y creo que acertamos con la ruta, pues el camino elegido resultó precioso. Pudimos contemplar el paisaje de árboles inclinados por el viento del Atlántico, carreteras estrechas rurales, pequeños núcleos urbanos alejados de la costa turística… Incluso la N-120 permitió por un momento disfrutar de algunas curvas rápidas que nos hicieron disfrutar de nuestras motos. Llegar al restaurante y que te digan: “Me ha encantado la ruta”, no tiene precio.

Y es que manejar 77 motos en ruta no es tarea fácil. Sólo gracias a los componentes de este experimentado club, a los compañeros del chaleco naranja organizando al personal, cortando cruces, recogiendo con maestría a los rezagados, hizo posible que nadie se perdiera, que todo transcurriese sin incidencias y que todos disfrutásemos como estaba previsto. Gracias otra vez chicos. Sois geniales.

La comida fue en el Hotel Pestana Alvor Praia, un cinco estrellas junto a un acantilado en Alvor. Posteriormente visitamos una calita preciosa, donde más de uno nos dimos un merecido baño.

Tras el descanso en el hotel, piscina y paseo, vino la cena que celebramos en un precioso salón del casino. Allí se nos entregó una placa de recuerdo por el trabajo realizado y agradecimos, a nuestros amigos, la ayuda recibida. El Club es nuestra familia, aquí tenemos nuestros mejores recuerdos, nuestros mejores amigos. Nos sentimos totalmente orgullosos de pertenecer a este Club. Montar en moto es lo mejor que nos ha pasado en la vida.

Finalmente, tras los agradecimientos, un sensacional espectáculo de baile fin de fiesta cerró la noche y dio por concluida esta salida 2017. Un largo fin de semana, con un tiempo de escándalo, una gastronomía exquisita y unos paisajes para recordar. Pero lo mejor fue poder compartirlo con unos buenísimos amigos. Gracias por venir a Portimao, gracias por vuestra amistad, gracias por vuestro apoyo.

Pepe y Mamen
Crónica y fotos: Pepe Muñoz

2 Respuestas para “CLUB BMW TOURING DE ESPAÑA: ALGARVE-PORTIMAO (PORTUGAL)”

  • Felix dice:

    Magnifica salida Pepe, gran organizador de eventos moteros ¡¡¡
    Un fuerte abrazo
    Felix

  • PALOMA dice:

    Pepe y Mamen, un lujo de salida así como un lujo de amigos. Sin vosotros no hubiera sido posible esta salida, perfectamente sincronizada de tiempos, visitas y organización. Felicidades y gracias de corazón.

Deja tu comentario

Invita a tus amigos

Invita a tus amigos

Invita a tus amigos