Advantec

SABOR AGRIDULCE PARA JORDI TORRES EN LA DESPEDIDA DE LA TEMPORADA DE WSBK

Se celebró en Qatar la última ronda del Campeonato del Mundo de Superbikes (WSBK), con Jonathan Rea ya campeón y quedando por dilucidar el subcampeonato, que se lo jugaban Tom Sykes, compañero del anterior, y Chaz Davies.

En la primera carrera, Jordi Torres, del Althea BMW Racing Team, pilotando nuestra S 1000 RR, salía en undécima posición, quinta línea de parrilla para él, mientras que Raffaele da Rosa, su compañero de equipo, lo hacía dos puestos más atrás.

Apagado el semáforo y al paso de la primera vuelta, Jordi mantenía la posición, undécimo, mientras que su compañero se situaba detrás de él. Poco después, el español se colocaba décimo. Sin embargo, un problema retrasó al de Rubí hasta la posición 13ª. Jordi, lejos de venirse abajo, inició la remontada, llegando a pasar a De Rosa y situándose séptimo a siete vueltas para el final, lugar en el que vería la bandera a cuadros.

La prueba la ganó el campeón, Rea, consiguiendo su victoria número 15 esta temporada, por delante de Chaz Davies y de Marco Melandri. Para la segunda prueba, la del domingo, la última del campeonato de WSBK, seguía habiendo el aliciente del subcampeonato, pues en la primera ni Sykes ni Davies lo habían logrado, y si Rea conseguiría batir el récord de puntos en una temporada, para lo cual debía ganar de nuevo. Y faltaba por ver si Jordi lograría superar su séptimo puesto de la carrera del sábado.

Caída de Jordi Torres en la segunda prueba

En la carrera del domingo, la última del Mundial de SBK 2017, Jordi salía en cuarta posición, una excelente segunda línea de parrilla, mientras que su compañero De Rosa lo hacía en igual posición que la primera, 13º. Pocas vueltas pudo dar Jordi una vez apagado el semáforo, porque poco después sufría una dura caída al salir ‘por orejas’, impactando contra el asfalto de forma violenta. Afortunadamente, el accidente del catalán se saldó con una ostensible cojera al abandonar la pista, haciéndolo por su propio pie. Mala suerte para el piloto de nuestra S 1000 RR, que cierra WSBK con un noveno puesto en la general, deseándole mayor fortuna la próxima temporada.

Otro que se fue al suelo fue Sykes, entregándole el subcampeonato a Davies. Rea, por su parte, ganó de nuevo, logrando su victoria 16ª y batiendo el récord de puntos en una temporada, 556, en toda la historia del campeonato.

El Mundial de WSBK se cierra hasta el año que viene, que volverá la temporada 2018 a finales de febrero en el circuito australiano de Philip Island.

Deja tu comentario

Invita a tus amigos

Invita a tus amigos

Invita a tus amigos