Advantec

EL TOUR DE ANDRÉS SALAZAR POR EL OESTE DE EEUU CON LA NUEVA K 1600 BAGGER

Siempre hay algo de magia cuando se trata de dejar el pasado atrás, de cambiar tu vida, o simplemente de ver algo nuevo. Aquellos que realizan largos viajes en moto siempre ganan nuevas perspectivas y aprenden más sobre ellos mismos alrededor del mundo. Entre este tipo de personas podrías encuadrar a Andrés (Andy) Salazar, que habitualmente lleva a cabo este tipo de aventuras. En esta ocasión, nuestra nueva K 1600 Bagger es la que le ha servido para recorrer el oeste de los Estados Unidos en una aventura de lo más enriquecedora. Y es que, como él mismo dice, no se trata de dónde vengas, sino hacia dónde vas a ir.

Andrés tiene una relación muy especial con Estados Unidos, pues sus padres, en busca del famoso ’sueño americano’, emigraron desde Colombia al país de las barras y estrellas, creciendo nuestro protagonista en Los Ángeles. Allí fueron sus amigos los que despertaron en él su pasión por las motos. El tiempo le llevó a empezar a pensar los diferentes viajes que le gustaría realizar. El más largo que recuerda es uno que le llevó a cruzar el norte de USA hasta la costa este, para después conducir por el sur hasta volver a Los Ángeles. “Todos los días fueron una aventura, me sentí como en el paraíso”, nos cuenta. Era el turno de echarse a la carretera otra vez, en esta ocasión con una K 1600 Bagger con la que recorrería desde San Francisco hasta Pyramid Lake, en Nevada.

Andrés Salazar se enfrentaba a una ruta donde los 160 CV de la Bagger iban a resultar perfectos para atravesar todos los escenarios que le esperaban en el oeste americano. “Lo primero que sentí fue la calidad del motor. El manejo, la velocidad, el confort, todo en la K 1600 B emana calidad, además de una tecnología superior”, afirma.

Esta moto es la opción perfecta si quieres descubrir mundo. Con su motor de 6 cilindros y su impresionante potencia no deja ninguna duda, además de contar con un equipamiento de altura.

Desde San Francisco a Lake Tahoe

A pesar de tener fama de ser una ciudad donde la niebla siempre está presente, lo cierto es que el comienzo del viaje coincidió con una soleada mañana en San Francisco. La sensación de libertad se apoderó de Andy nada más iniciar el viaje, que le llevó en un primer lugar por el río Sacramento hasta la pequeña localidad de Rio Vista. Allí tuvo su primer descanso, dando buena cuenta de las populares hamburguesas de la zona centro.

Tras recuperar energías, Andy disfrutó de la carretera Ice House Road, que con todos sus desniveles es de las más especiales de América. Esto no fue ningún problema para la nueva Bagger, que “se manejó perfectamente en las curvas”, impresionando incluso a nuestro experto protagonista. Llegado al objetivo de esta primera etapa, a Andy solamente le quedaba saborear lo conseguido y disfrutar del paisaje.

Desde Lake Thoe hasta Pyramid Lake

La parada de Andy en Lake Thoe, al oeste de Carson Range y a una altura de nada más y nada menos que 3.317 metros, le ofreció unas vistas fantásticas de la naturaleza en tan bello lugar. Además, la carretera de la zona le llevó a Tahoe Summit, donde nuestro protagonista se detuvo para disfrutar más si cabe de las vistas.

Esta aventura a las alturas acabó contemplando la belleza que ofrece el río Truckee, con su fría y cristalina agua, antes de afrontar el reto de la Highway 50, una autopista que llevaría a Andy y a la Bagger desde Reno hasta Pyramid Lake, en Nevada. Fue una larga ruta acompañado por una impresionante luz natural, haciendo sentir a nuestro amigo como en una película de Hollywood. “Es el sentimiento de tener el mundo delante y, a la vez, alrededor de mí. Ya estoy buscando mi próxima aventura con BMW para tener de nuevo este sentimiento tan especial. Es libertad. Con esta sola palabra se define perfectamente”.

Deja tu comentario

Invita a tus amigos

Invita a tus amigos

Invita a tus amigos