Advantec

VÍCTOR VIGURI, FLAMANTE PROPIETARIO DE UNA BMW G 310 R: “YA LLEVO DIEZ MIL KILÓMETROS CON ELLA. ME ENCANTA VIAJAR CON MI G 310 R”

Por José Mª Alegre
Víctor Viguri es un joven de 20 años de edad al que le encantan las motos, “también los coches, pero sobre todo las motos”, recalca. La pasión la hereda de su padre, “que de joven tenía una”. Estudiante de Turismo y trabajador temporal por las tardes “para sacarme un dinerillo”, Víctor es el flamante propietario de una BMW G 310 R.

Zaragozano de nacimiento y también de residencia, Víctor tenía una scooter de 125 cc, pero quería una naked, si bien debía presentar varias condiciones, a saber: estética, confort, ya que mide 1,85 metros, que fuera manejable en ciudad y capaz en carretera, y, sobre todo, que pudiera llevarla con el carnet A2. Miró varios modelos y optó, finalmente, por la BMW G 310 R, “primero, por su estética, uno de los principales motivos por los que la compré, opino que es una moto preciosa. Segundo, por la fiabilidad que me ofrecen los productos BMW y tercero, por el valor de la marca, además de cumplir los requisitos que buscaba”, asegura este veinteañero.

Incluso a su novia le gustó la nueva BMW. “Antes de ir a comprarla me acompañó a verla y le dio el visto bueno enseguida, sobre todo en color blanco, que era el que más nos gustaba a los dos, aparte de fijarse en el asiento de atrás y le convenció bastante, aunque por dimensiones y planteamiento no es una moto para hacer grandes distancias dos personas”. Pero eso no es óbice para que le acompañe, porque “le gusta mucho viajar conmigo en la moto”.

Víctor se dirigió al Concesionario BMW Goya Motorrad de su ciudad y adquirió su moto deseada, entregándosela toda una campeona, María Barbero, Asesora de Ventas del concesionario y primera ganadora de la Copa de España de Velocidad Femenina en la categoría Open 1000, “Además (añade), tuvieron un detalle conmigo por ser la primera G 310 R que entregaban”.

Desde entonces, nuestro protagonista no ha parado de rodar con su nueva montura, “ya llevo diez mil kilómetros con ella”, confiesa orgulloso. El viaje de mayor recorrido, por ahora, ha sido el que realizó a Santander. “Viajé solo desde Zaragoza y por carreteras secundarias, perdiéndome un poco por los sitios más chulos del norte. Fue un viaje largo, ya que me hice 600 km ese día y estuve diez horas encima de la moto. Me encanta hacer viajes con ella, siempre por carretera, sin tocar autovías. Constantemente me estoy yendo a sitios, muchos de ellos los vuelvo a visitar porque me gusta tanto la ruta que la repito de nuevo. Acabó de venir del Moncayo este ‘finde’ con mi novia y genial. Ahora mismo tenemos pensado pasarnos por el Monasterio de Piedra en breve”.

Víctor junto a María Barbero en BMW Goya Motorrad

Víctor está encantado con la BMW, “estoy muy contento con la G 310 R, es muy ligera y manejable en ciudad y en ruta va muy bien. Además, me consume muy poco y el mantenimiento es cada 10.000 km, por lo que estoy encantado, pues me resulta más barato que el scooter que tenía”.

Para este joven lleno de vida la moto es “una vía de escape con la que me divierto, me relajo y me olvido de todo cuando la estoy llevando. Esta moto en tramos revirados es una pasada, la mueves sin apenas esfuerzo, tanto en marcha como en parado, y te permite un paso por curva muy rápido. Una moto divertida al 100%.

A Víctor le gusta viajar “más acompañado, a una mala siempre tienes a alguien para echarte un cable en cualquier situación que se te presente en la carretera”. En cuanto a sus aficiones, además de “ir conociendo sitios nuevos con la moto, me gusta mucho practicar ejercicio en general, ya sea en el gimnasio o al aire libre, salir a correr, etc”.

Como la mayoría de jóvenes, Víctor no es ajeno a cuanto le rodea, a los avatares del mundo, que ve “muy revuelto, por desgracia. Me preocupan los conflictos que hay y los refugiados que tienen que huir de sus países, aparte de la situación medioambiental en la que nos encontramos para la que deberíamos tomar medidas suficientes para no tener que lamentar consecuencias más graves aún de las que ya estamos sufriendo”.

Para más adelante, Víctor ya tiene pensado cuál será su próxima montura, aunque “de momento estoy muy contento con la G 310 R, es perfecta para ciudad y me permite hacerme escapadas por carreteras secundarias, que es donde más la disfruto. En un futuro y con el A, la que más me gusta es la BMW F 800 R, tanto por el uso que hago de la moto como por la estética. Es una moto que lo tiene todo y me solucionaría mejor los viajes acompañado”.

¿Aún no has conducido la nueva BMW G 310 R? Si tienes ya el carné A2, reserva desde ahora mismo tu prueba en nuestros Concesionarios Oficiales BMW Motorrad http://bit.ly/2yOF9sz

Una respuesta para “VÍCTOR VIGURI, FLAMANTE PROPIETARIO DE UNA BMW G 310 R: “YA LLEVO DIEZ MIL KILÓMETROS CON ELLA. ME ENCANTA VIAJAR CON MI G 310 R””

Deja tu comentario

Invita a tus amigos

Invita a tus amigos

Invita a tus amigos