Advantec

¿CÓMO SE QUEDA UNO DESPUÉS DE SU PRIMER GRAN VIAJE?

Por María Elsi
Mi nombre es María Elsi, ‘Elsi Rider’, y llevo muchos años vinculada al mundo de las dos ruedas, prácticamente desde que un vecino en un pueblecito de león, cuando tenía doce años, quiso tirar una ‘tricampeona’ y me la agencié para irme al río y dar vueltas con ella por el barrio.

Llego aquí, a la Newsletter BMW RIDERS, compartiendo vivencias con grandes viajeros a los que admiro profundamente, esperando poder aportar algo de mis sensaciones encima de mi moto Lusi, transmitiendo mis experiencias moteras a todos los riders.

He recorrido más o menos toda España y muchos países de Europa, muchas veces sola y otras acompañada, pero ¡siempre quedaban pendientes los grandes viajes! Y por una u otra razón nunca llegaban, trabajo, familia, ‘disculpas miles’ al final. Porque cuando un buen día te despiertas monitorizada en la UCI de un hospital tras un mes en coma, tu perspectiva de la vida cambia y fue tras varios años de tristeza cuando decidí que si la vida me había dado una segunda oportunidad era para aprovecharla y hacer esas cosas que tenía pendientes, como la de viajar a países lejanos en mi moto.

El primer sueño cumplido, ir a la India en moto, y ahora acabo de regresar de recorrer el Cáucaso.

¿Qué cómo se queda uno tras su primer gran viaje? Pues ¡con ganas de más! Es como una sana droga que te engancha a la vida y cuando llegas de recorrer miles de kilómetros, a medida que van pasando los días todo cobra más fuerza, los recuerdos, las conversaciones, los paisajes, olores, sabores, gentes y un largo etcétera lleno de experiencias que, en mi caso, dan sentido a mi ser, permitiéndome ser yo misma. Cuando haces un gran viaje la vida sucede ahí mismo y cada día representa una nueva oportunidad para descubrir.

Tras mi primer gran viaje en moto, sentí el cosquilleo de la nostalgia, ¡sí!, añoraba arrancar nuevamente mi moto y aunque mi cuerpo estaba físicamente en casa, mi alma y mi corazón estaban ya en otro lugar y supongo que uno empieza a sentirse algo nómada.

Opino que la ‘depresión post viaje’ sobre dos ruedas no se da, porque tu mente y tu corazón ya empiezan a viajar otra vez y tras el primer gran viaje la travesía nunca termina. Te sientes vivo y descubres a tu verdadero yo. Tienes la oportunidad de experimentar y disfrutar de tu soledad, y ‘anárquicamente’ ordenas tu cabeza, pero sólo en base al desorden de dejarse llevar. Porque entonces te das cuenta, cuando regresas, de que todos estaban equivocados sobre otros países y que ya nuestro destino nunca es un lugar sino una nueva forma de ver las cosas y apreciar la vida.

2 Respuestas para “¿CÓMO SE QUEDA UNO DESPUÉS DE SU PRIMER GRAN VIAJE?”

Deja tu comentario

Invita a tus amigos

Invita a tus amigos

Invita a tus amigos