Advantec

PETER HICKMAN: “LA BMW HP4 RACE ES MUCHO MÁS QUE UNA MOTO”

Hay que estar un poco loco para pilotar a 300 km/h por un circuito callejero con una moto. Eso es precisamente lo que hace Peter Hickman, perfecto conocedor del exigente TT Isla de Man, en el que ha pisado el podio en varias ocasiones, al que hemos entrevistado para que nos cuente más cosas sobre el TT de la Isla de Man y sobre la impresionante BMW HP4 RACE, una montura que él mismo define como “una superbike para el público en general, algo que no habían podido comprar hasta ahora. Cuenta con llantas de carbono, suspensiones Öhlins… todo lo que te puedes encontrar en un box de competición”.

Hickman recuerda con especial orgullo su primer contacto con la HP4 RACE. “Fue muy especial. Poder estrenar la primera unidad que salía de la línea de producción fue toda una experiencia que siempre voy a recordar. La moto es muy rápida, como se podía esperar, tiene todo un motor de superbike. Es una moto que te entusiasma desde el principio hasta el final. Es difícil expresar con palabras cómo de buena es la moto. El comportamiento es brillante. Comparándola con las motos que normalmente piloto, por ejemplo, los cambios de dirección a alta velocidad son muy sencillos. Al poner esta moto al límite se hace interesante comprobar cómo ha mejorado la tecnología del carbono en los últimos diez años”.

Hickman es un piloto muy experimentado que tiene un largo recorrido con uno de los puntales deportivos de nuestra marca, la espectacular S 1000 RR. ¿En qué se diferencia de la HP4 RACE? “Hay una gran diferencia, la HP4 RACE es mucho más que una moto. Frena mejor, la suspensión es mejor y los límites están mucho más altos”.

Y hablando de los límites, ¿cómo los alcanza alguien como Hickman? “Es una buena pregunta -responde-. Siempre intentas frenar más tarde, acelerar un poco antes… Cada metro tratas de presionar más. También aprendes más cada vez, aunque existan errores. En cualquier caso, todo te sirve para ir mejorando”.

De esta manera pasamos a hablar de la mítica Isla de Man, donde los límites de los que comentábamos hasta ahora son especialmente críticos. Hickman los conoce, y tan bien que sus resultados en la prueba son dignos de elogio. “He logrado cinco podios en cinco carreras, y no hay mucha gente que haya logrado esto. Es un circuito muy exigente, y además corro contra pilotos que tienen mucha más experiencia que yo, pero siempre he sido un aprendiz bastante rápido, haciendo muchos deberes en casa. Supongo que esa es la razón de mi rápida progresión. Tienes que ser agresivo en algunas ocasiones, y algo más prudente en otras. Encontrar el balance es complicado. De hecho, muchos pilotos destacan por una cosa o la otra, pero no son capaces de hacer las dos. Por suerte, mi padre me aleccionó bien en este sentido, procurando que yo no cometiese los mismos errores que él cuando corría”.

¿Es el circuito de la Isla de Man el más duro del mundo? Para Peter Hickman, “definitivamente sí. Puede haber un par de lugares algo más rápidos, pero desde luego no en un circuito callejero. Quizás en las Autobahn alemanas vayas igual de rápido”.

Volviendo a la HP4 RACE, Hickman también nos comenta su recuerdo más destacado con ella, asegurando que fue cuando desde BMW le dijeron que querían que la pilotase e hiciese algunas demostraciones para después darles el feedback acerca de la moto. Y, ¿qué es lo que más te gusta de ella? “La forma del tanque y la unión con el asiento. Éste es más refinado que en la S 1000 RR. La primera vez que la vi me dije ‘amo este asiento’”.

https://www.bmw-motorrad.es/es/models/sport/hp4race.html

Deja tu comentario

Invita a tus amigos

Invita a tus amigos

Invita a tus amigos