Advantec

COSTA SUR DE INGLATERRA CON LA BMW G 310 R

Por Willy Sloe Gin
Aparco por un tiempo aquel viaje por la costa Atlántica de la Península para centrarme en el que próximamente me llevará a los seis condados (Kent, Sussex, Hampshire, Dorset, Devon y Cornualles) que se miran en el Canal de la Mancha primero, para más tarde hacerlo en ese mar mágico que es el Atlántico Norte.

Algunos viajes llevo a cuestas y en más de alguna ocasión, poniendo en el casco distintas banderas con lazos negros. Francia, Bélgica, Italia… Y ahora Gran Bretaña. Inglaterra, Manchester.

Será este, el mínimo homenaje a un pueblo que desde niño me acogió y me enseñó tanto.

Vaya por delante mi respeto al pueblo de Manchester y mi profundo desprecio a tanta sinrazón, a tanto absurdo.

Será en julio la partida. Dejada atrás la idea de cruzar Francia hasta el paso de Calais y desde allí agarrar el Eurotunel, he decidido trepar hasta Bilbao o Santander y allá embarcarme rumbo a Plymouth o Portsmouth, (dependiendo de donde parta).

De este modo mato dos pájaros de un tiro. Por un lado, me reencuentro con amigos cántabros o vascos, que de todo hay, y por otro me ahorro tanta autopista francesa, amén de evitar cruzar el Canal de la Mancha metido en un tren que discurre a profundidades no aptas para gentes claustrofóbicas, como es mi caso.

Me llevará esta historia desde Canterbury hasta Land’s End. De levante a poniente. Como siempre.

Y así cruzar estos seis condados cargados de historia y leyendas. Pueblos bellísimos plagados de faros y de carreteras únicas. Carreteras que no sólo discurren al revés, sino que andan arropadas por campiñas difícilmente descriptibles.

Kent. Sussex, Hampshire, Dorset, Devon y Cornualles. Condados donde cruzaré pueblos y ciudades como Canterbury, Dover , Brighton, Bournemouth…

Catedrales, acantilados de un blanco inmaculado, casinos colocados en pantalanes de recreo… Ciudades conocidas por todos y recreadas en mil películas.

Dover y Quadrophenia, Canterbury y Becket o el Honor de Dios, Bournemoth y Mesas Separadas. Y tantas más.

Pero hay algo más. Aquellos dos puertos que han sido referencia para marinos y marineros desde hace siglos. Porstmouth y Plymouth. Puertos desde los que partieron los barcos de su Majestad hacia el Mar Océano. Unas veces enarbolando la Union Jack, otras la bandera corsaria. Aventuras del XVII y del XVIII. Todo esto espero ver para poder contarlo a mi regreso.

En esta ocasión mi compañera de viaje será la nueva G 310 R. Seguro estoy que su monocilíndrico me llevará por España y las Islas haciéndome disfrutar como siempre conduciendo una BMW.

Por otro lado, es mi intención demostrar que esta moto no sólo es adecuada para paseos cortos o para ir a la oficina. Moto que te llevará a donde te atrevas.

Sé de qué hablo. Ya fui desde Cádiz hasta Sicilia en el scooter 650 GT. El único problema que tuve fue tener que devolverlo a mi vuelta.

Con esta nueva moto se puede llegar hasta donde el corazón quiera.

Mi agradecimiento, como siempre a:

BMW Ibérica, Movilnorte, 2T Moto, Estrella Dam, Fijet, La Diez Gestiona Radio y Turiscom.

Rutómetro

Madrid – Santander: 457 km.
Santander – Plymouth
Plymouth – Falmouth – Lizard- Penzance: 180,8 Km
Penzance – Land’s End – Exeter: 211,2 Km
Exeter – Bournemouth: 134,4 Km
Bournemouth – Portsmouth – Worthing: 144 km
Worthing – Brighton – Eatsbourne –Hastings – Dover: 171,20 Km
Dover – Canterbury – Hythe: 57,6 Km
Hythe – Plymouth: 441,6 Km
Plymouth – Bilbao
Bilbao – Madrid: 440 Km

Deja tu comentario

Invita a tus amigos

Invita a tus amigos

Invita a tus amigos