Advantec

CLUB BMW TOURING DE ESPAÑA: XVII CONCENTRACIÓN NACIONAL VILA DE SANXENXO

Del 28 de abril al 1 de mayo de 2017, se celebró en la localidad de Sanxenxo (Pontevedra) la XVII Nacional del Club BMW Touring de España. Rosi y Fran Sieiro, y Ana y Juan Durán, fueron los road liders en esta ocasión y cerca de setenta motos se acercaron desde toda España para disfrutar, una vez más, de la hospitalidad y el buen hacer de los amigos gallegos.

Viernes, 28 de abril

Aunque el programa marcaba que la recepción y bienvenida a los participantes empezaba a las 18:00 horas, como ya es habitual los participantes, venidos desde los distintos puntos de origen, se fueron presentando desde mucho antes en el Gran Talasso Hotel Sanxenxo, magnificamente situado en primera línea de la preciosa playa de Silgar.

En su amplia terraza, sobre el mar, y a lo largo de toda la tarde, se fueron sucediendo los saludos y abrazos, hasta que nos avisaron de que debíamos pasar al salón para la cena y, posteriormente, quién quiso, las oportunas copas y enriquecedora tertulia.

Sábado, 29

A las 9:30 horas, con una puntualidad realmente destacable, iniciamos una breve pero hermosa ruta siguiendo la costa hacia Pontevedra, Marín, Bueu y llegada al puerto de Cangas do Morrazo, donde teníamos un espacio reservado para dejar las motos y donde nos recibiría una de las varias sorpresas que no figuraban en el programa: un grupo tradicional de gaiteiros (dos gaitas, bombo y tamboril) nos daba la bienvenida y nos acompañaría en el barco de la naviera ‘Mar de Ons’ que, en exclusiva para nosotros, nos llevaría al paraíso natural de las Islas Cíes. La música, las maravillosas vistas y un excelente aperitivo que nos fue servido a bordo, hicieron el trayecto realmente corto.

Ya en tierra, unas agradables y expertas guías turísticas nos ofrecieron la posibilidad de acompañarlas en un paseo hasta ‘A Pedra da Campá’ (La Piedra de la Campana), lo que era voluntario y al que se sumó la mayoría, si bien otros se marcaron diferentes caminos o esperaron en la terraza de ‘Casa Serafín’, en la playa de Rodas (reconocida en su momento por el diario británico ‘The Guardian’ como la mejor playa del mundo). Aquí se nos sirvió un magnífico almuerzo que se completó con la música de los gaiteiros, lo que animó a los más valientes a moverse al son de muiñeiras y otras piezas tradicionales.

Tras el viaje de vuelta, en el que no faltó la música, y antes de coger nuevamente las motos, se nos abrió la posibilidad de hacer una ruta no prevista en el programa (¡otra sorpresa!) hasta un mirador cercano sobre la ría de Pontevedra, o bien regresar con tiempo libre suficiente para disfrutar de Sanxenxo o utilizar las excelencias del Talasso del hotel.

El día acabaría con la cena y las consiguientes copas y tertulia.

Domingo, 30

Aunque la previsión metereológica había anunciado lluvia, lo cierto es que la mañana nos recibió con buenas perspectivas y a las 9:00 horas, nuevamente puntuales, salimos hacia el interior de la provincia de Pontevedra, pasando por Caldas de Reis, A Estrada, Forcarei, cruzando la Serra do Candán hasta Lalín, donde tomamos la N-525 hacia Cea y Oseira, ya en la provincia de Ourense.

Aquí nos recibiría otra de las excepcionalidades de esta salida: el monasterio cisterciense de Santa María de Oseira, originario del siglo XII y al que por su magnificiencia se conoce como ‘el Escorial gallego’.

Previamente a la visita guiada al monasterio, nos fue servido un aperitivo –del que debemos destacar que no incorporaba bebidas alcohólicas, seguramente valorando que nos movíamos en moto y aún nos quedaba parte de la ruta- y recibimos ‘un pan de Cea’, el primer pan con denominación de origen.

Estando en el monasterio cayó un auténtico chaparrón, pero luego, aunque con algo de frío, ya sin agua, continuamos ruta hacia O Carballiño y, pasando por O Paraño, Soutelo de Montes, Cerdedo, Santa María y San Xurxo de Sacos, Viascón y Bora, llegamos a Pontevedra.

Estacionamos en un lugar reservado para nosotros por el Ayuntamiento y, cruzando la Alameda, nos dirigimos hacia la zona monumental, donde nos fue servido el almuerzo en el emblemático edificio del Liceo Casino, en pleno casco histórico.

Después de postres y chupitos, nos pusimos en manos de las guías turísticas que, por cortesía del Ayuntamiento, nos mostrarían lo más interesante del centro histórico de Pontevedra. Acabada la visita, se nos abrió la posibilidad de regresar a Sanxenxo, de donde sólo nos separaban unos 20 km, o quedarnos dando un paseo por la ciudad.

A las 21:30 iniciamos la tradicional cena de gala, tras la cual vino el siempre esperado sorteo de regalos, que los hubo en buen número y de gran nivel. Gracias a los colaboradores que lo hicieron posible: Dunlop, Autia, Wunderlich, Celta Motor (BMW Vigo) y, por supuesto, BMW Motorrad.

Y para que nadie se fuese de vacío, otra sorpresa: por iniciativa de los road lider, con el magnífico trabajo de José Luís Castro y el apoyo económico de algunos de los socios del ‘Comando Galego’, cada uno de los socios recibimos… ¡una moto! Parece ser que ir a Galicia implica que te llevarás una moto: en Viveiro, en cerámica de Sargadelos, y en Sanxenxo un precioso pin de plata con el anagrama de nuestro Club.

Copas y baile vinieron a continuación, que más que cerrar esta impresionante salida abrieron la próxima, que tendrá lugar en Zamora del 26 al 28 de de mayo. Si todo va bien, allí nos veremos.

Por Moncho Casado
Fotos: Pepe Muñoz

Deja tu comentario

Invita a tus amigos

Invita a tus amigos

Invita a tus amigos