Advantec

CLUB BMW TOURING DE ESPAÑA: SALIDA A LOS PUEBLOS NEGROS

Guadalajara, ‘tierra de paso para muchos y casi desconocida para algunos’, así comenzábamos la presentación de esta salida del Club BMW Touring de España que hicimos del pasado 31 de marzo al 2 de abril.

La provincia de Guadalajara es un paraíso para aquellos que disfrutamos de ‘rutear’ en moto por sus sorprendentes paisajes casi desconocidos y sus divertidas carreteras poco transitadas.

Nos hospedamos en el hotel Pax, de donde salimos directamente por la N-II haciendo un recorrido de tan sólo cinco km hasta Taracena, para adentrarnos ya en las sinuosas carreteras del noroeste de Guadalajara hacia la serranía de los Pueblos Negros. La ruta se recorre por una carretera, aún despejada por lo temprano de la mañana, que nos hace pasar por Torre del Burgo, donde nos desviamos hacia Humanes. Sin llegar a entrar en esta población, cruzamos nuestro primer paso a nivel, de los que aún quedan en España, y giramos con dirección a Cogolludo.

Kilómetro a kilómetro empezamos a subir ligeramente, encontrándonos los primeros cortes y laderas arboladas. Una fría mañana, templada por el tímido sol que nos acompaña, hace del comienzo de la ruta una delicia.

Pasado Cogolludo sale una pequeña carretera a la izquierda con mucha curvita que recorre un valle que serpenteamos como aguja entre una espesa alfombra de frondosos pinos. Se nos empieza a presentar el paisaje más serrano de esta zona pizarrosa, llegando hasta Tamajón, que ya forma parte de las poblaciones que componen el conjunto de los Pueblos Negros.

Ante nosotros, una carretera característica de serranía alta, no en vano llegamos hasta los 1.400 m de altitud, tramo que se va ciñendo a las laderas de uno y otro lado, una ruta que titubea entre el verde de los macizos perennes coníferas y los ocres de los robledales a punto de brotar.

Entre curva y curva llegamos a nuestra primera parada, Valverde de los Arroyos. Es un pequeño pueblo íntegro hecho de pizarra, donde la arquitectura no da ningún respiro a aquello que no sea la tradición popular. De cuando se construía exclusivamente con el material de la zona, lo que hacía que los pueblos se fundiesen con el paisaje del entorno.

Después de una hora y media de ‘rutear’, pudimos disfrutar de un tente en pie con los amigos y hacernos la consabida foto de grupo en la plaza del pueblo que apenas dio a basto para los 98 moteros que nos llegamos a juntar. Estos son los momentos que nos hacen disfrutar tanto de esta pasión motera que compartimos.

Seguimos ruta hacia Hita, nos despedimos de la sierra entre robles y pinos, casas de pizarra y paisajes de ídem, hasta pasar de nuevo por Cogolludo, donde giramos a la izquierda, siguiendo el curso de un riachuelo que se confunde con una carreterilla que nos lleva a Espinosa de Henares. Cruzando otro paso a nivel, nos adentramos en el medievo.

El paisaje ha cambiado, como de sorpresa, despejándose, permitiéndonos divisar hacia el sur una llanura verde, moteada de suaves colinas, con el protagonismo del enorme promontorio de Hita, al que nos dirigimos como hipnotizados tras el canto de sirenas. Custodiados por árboles podados de forma grotesca, surgiendo de las cunetas con amenazantes formas, son como figuras mágicas que no nos dejarán hasta llevarnos a la villa medieval de Hita.

Entramos en su casco por el Arco de Santa María, puerta superviviente de las tres construidas en el siglo XV que da acceso a la gran plaza medieval del Arcipreste de Hita, para conocer el pasado y presente de la que fue una importante fortificación. De modo guiado conocemos la plaza, la iglesia antigua semiderruida, las Casas Cueva, el Talenque y las Bodegas. Aquí te sientes desplazado al siglo XV, y con esta indumentaria motera no nos diferenciamos demasiado de aquellos caballeros con sus atuendos de armaduras, cascos y cabalgaduras.

Seguimos ruta por Torre del Burgo, llegando hasta Torija, al olor de las viandas que nos esperan en el restaurante del Golf de Valdeluz. La comida es el descanso del motero y de su acompañante, recobrando así unas fuerzas necesarias, mientras charlamos con los compañeros, algo que nos encanta.

Después de comer disfrutamos de una apretada tarde cultural, visitando los monumentos más significativos de Guadalajara capital, donde se hacen las representaciones del Tenorio, siempre acompañados de unos guías que nos hicieron quedarnos con las ganas de volver.

Ya en el hotel, asistimos a unas cortas representaciones teatrales del grupo Tirinto&co, con la intervención de Nines Ayala, compañera paquetera inseparable de un servidor. Ya se sabe que los moteros sin nuestras compañeras perdemos mucho. Nos sirve este teatro para relajarnos y poder ir abriendo boca ante la cena de gala que nos esperaba en el restaurante del hotel Pax.

Premios, copas y baile van dando el cierre a la salida, para que el domingo todos regresemos a nuestros puntos de partida para ir contando los días que restan para la próxima escapada rutera.

Yo me quedo el último, como no puede ser de otra manera, por ser el road lider, emocionado por la experiencia vivida, por la buena respuesta de todos los amigos, haciéndome el remolón a la hora de recoger las pancartas, las lonas y banderolas, recreándome ante la sensación de placidez por los buenos ratos vividos.

Fernando Gutiérrez Sanzgadea

Fotos: Pepe Muñoz

La Próxima Salida del Club BMW Touring de España será en Sanxenxo ( Pontevedra ) del 28 de Abril al 1 de Mayo. Será nuestra XVII Nacional y ya hay 69 motos inscritos, con un total de unos 130 participantes.

Para más información:  www.clubtouring.es

Deja tu comentario

Invita a tus amigos

Invita a tus amigos

Invita a tus amigos