Advantec

CON MARÍA ELSI ANTES DE PARTIR A INDIA CON SU BMW F 700 GS: “LUSI Y YO VAMOS A DISFRUTAR DE UNA AVENTURA JUNTAS”

Por José Mª Alegre
María Elsi es una motera asturiana que tenía un sueño, ir a India con Lusi, su BMW F 700 GS. Así nos lo confesó en la entrevista que publicamos en la News de mayo de este año. Dijo entonces que su ansiado viaje lo iniciaría en septiembre y, efectivamente, el pasado día 24 del citado mes, María se subió a su BMW y puso rumbo a ese país.

Pocos días antes de partir, la viajera nos recibió en su casa en el concejo de Gozón, siendo testigos de los preparativos del viaje, de su emoción por partir, también de su nerviosismo, contándonos cómo afrontaba su aventura, un testimonio que nos ayuda a situar al personaje y del que sacamos una conclusión: María es una persona que la diferencia su atrevimiento para realizar una aventura a la que no muchos se lanzan. Eso y la tozudez que la distingue, según confiesa en la entrevista.

Al cierre de esta entrega, la viajera, que ya ha cruzado Italia, Grecia y Turquía, sin contratiempo alguno, está atravesando Irán, siendo la primera mujer española en hacerlo en moto.

Luce el sol en Asturias, al menos donde nos encontramos, en uno de esos puntos de ensueño nada inusuales en el Principado, donde el mar rompe contra los acantilados y en la lejanía la vista no distingue bien donde acaba el verde de los prados y se inicia el azul del Cantábrico. Asturias, patria querida; Asturias de mis amores…, reza el himno de esta comunidad hecha un vergel, que no es fruto de la casualidad, sino de los muchos días de lluvia que se dan al año. Es por eso que la mañana espléndida que disfrutamos en tan bello lugar es tal vez un regalo de los dioses a María en su último fin de semana antes de iniciar su periplo. Luego llegarán más, pero eso será a su vuelta, a finales de noviembre.

Pregunta.- ¿Estas preparada para tu viaje?

Respuesta.- Sí, estoy preparada, con todos los visados listos, todo el equipaje pendiente de subir a la moto y dispuesta a hacer 22.000 kilómetros.

Esa distancia es la que separa a María de ir a India y volver, empleando dos meses para realizarla.

P.- Lusi es, como cito al principio, su BMW F 700 GS, ¿conoces bien a tu moto?

R.- Nos ha costado conocernos (sonríe). Al principio nos tratamos de usted y ya nos tuteamos. Ahora nos conocemos perfectamente y vamos a disfrutar de una aventura juntas.

P.- Qué es lo que más te gusta de ella.

R.- De Lusi me gustan muchas cosas. Pero, por citar alguna, la sensación de seguridad que me da y que me permite meterme por terrenos que con otro tipo de motos sería imposible. Y no sé muy bien cómo explicar esto (María se detiene unos segundos en busca de las palabras adecuadas que hagan comprensible lo que va a decir), pero son las sensaciones que me transmite esta moto, que son muy bonitas y diferentes al resto de motos que he tenido, lo que más me gusta.

P.- María, ¿te preocupa tu paso por Irán, un país donde la mujer es una ciudadana de segunda, donde no hay moteras y la tasa de accidentes es de las más elevadas del mundo?

R.- En un principio me preocupaba, porque era un poco la dificultad de esta aventura, pero después de tener una audiencia en la embajada de Irán en Madrid, me tranquilizaron mucho. Sé, además, que hay otra chica, la inglesa Lois Pryce, que hizo esa travesía en 2013 y si ha habido una primera mujer que la hizo, porque no puede haber una segunda, ¿no? La tasa de accidentalidad es tal vez lo que más me preocupa. Espero no tener muchos problemas por mi condición de mujer, voy a intentar pasar lo más desapercibida posible, aunque en una moto se distingue perfectamente quien la lleva, pero no es un país que me asuste, todo lo contrario, y tengo muchas ganas de conocerlo.

Cuando María se encontraba rumbo a Irán, para de ahí saltar a India, evitando Pakistán, por su peligrosidad, tuve el placer de conocer a Ted Simon, cuya entrevista podéis leer en esta entrega. Mito de los viajes en moto, leyenda vida de los escritores que van en busca de experiencias subidos sobre dos ruedas, le pregunté al veterano inglés sobre el paso de María por Irán. Simon, con esa sabiduría que dan sus 85 años, y que mantiene intacta gracias a su prodigiosa cabeza, me dijo que conocía a Loys Price, y también a muchos viajeros que habían realizado esa misma travesía y todos habían regresado a sus lugares de origen sin mayores contratiempos. Dicho esto, Ted, con ese gesto de serenidad que le caracteriza, se acercó a mi grabadora y sin dejar de mirarme, como si se dirigiera a ella, dijo: “María, no te preocupes”.

P.- Vas a ser la primera mujer española en cruzar Irán en moto, ¿qué te produce?

R.- Pues sí, voy a ser la primera española en hacerlo, y la segunda a nivel mundial, después de Loys, la chica inglesa que he comentado antes, y puedo decir que me produce una cierta satisfacción y lo afronto con orgullo.

P.- El viaje es el premio a la constancia, a la tozudez o a la ilusión.

R.- El viaje es un sueño, ni siquiera es un premio, es un sueño por cumplir de los muchos que tengo después de todo lo que me pasó y que conocéis. ¿Tozudez? Sí, soy muy tozuda, muy cabezona (sonríe) y normalmente todo lo que me propongo termino haciéndolo, pero simplemente es un sueño, un sueño por cumplir.

Lo que le pasó a María fue que estuvo a punto de morir debido a un fallo multiorgánico, tal como ella cuenta en la entrevista del pasado mayo que nombro al inicio, donde reconoce que “vi el famoso túnel de luz y sabía que me moría y esa experiencia cambio mi forma de valorar las cosas. La vida, ahora, es más vida”. De esa experiencia, en la que no le faltaron los gestos de afecto y amistad de muchísima gente (sentimientos hacia ella que no sorprenden en absoluto al conocerla, pues la generosidad, simpatía y naturalidad de esta mujer superan con creces los kilómetros que la esperan en su travesía), salió una María más fuerte, decidida a cumplir su sueño.

P.- ¿Te sorprende todo el apoyo que estás recibiendo tanto de gente amiga, como anónima, y también por parte de los patrocinadores?

R.- Honestamente, tengo que decir que sí, porque yo en un principio no le di tanta importancia a mi viaje, pues no era más que un sueño personal que yo tenía. Ahora, después de tanto cariño recibido, me siento profundamente alagada, profundamente querida y profundamente agradecida con tanta gente que me ha apoyado. La verdad es que sentirme arropada así es un privilegio.

P.- ¿Con tu BMW al fin del mundo?

R.- Con mi BMW al fin del mundo y más allá, y todo lo que me echen encima.

¡Feliz ruta María!

Para seguir diariamente el viaje de María Elsi, entra en http://elsirider.com/diario-de-ruta/

(Días antes de su marcha, María presentó su viaje en el Jardín Botánico Atlántico de Gijón, arropada por muchos amigos y la presencia de miembros del Ayuntamiento de esa ciudad y de Triocar Motorrad, concesionario BMW que apoya a Elsi, acto al que pertenecen las fotografías de abajo. Ante todos ellos, la viajera desgranó su periplo y los lugares que recorrerá en India, entre ellos la Ruta de la Seda).

2 Respuestas para “CON MARÍA ELSI ANTES DE PARTIR A INDIA CON SU BMW F 700 GS: “LUSI Y YO VAMOS A DISFRUTAR DE UNA AVENTURA JUNTAS””

  • Félix R. Sarmiento dice:

    Bonita crónica José María. Aunque algunos no hemos podido estar en esa presentación sí conocemos de cerca la aventura.

    Seguimos con interés tus palabras y la aventura diaria de María Elsi. Realmente es un poco envidia lo que siento. Quizá cuando me jubile tenga tiempo para hacer algo parecido, aunque Elsi me tenga que dar un cursillo de “tozudez”.

    Saludos desde Asturias.

  • Benjamin Arruz dice:

    Alegria por que otra mujer se decida a hacer lo que antes solo hacían algunos hombres. Admiración y envidia sana.
    Que todo te salga como deseas Maria.

    Vvss y rafagas desde Madrid.

Deja tu comentario

Invita a tus amigos

Invita a tus amigos

Invita a tus amigos