Advantec

SONIA BARBOSA, LA HISTORIA DE UNA MOTERA QUE QUISO SERLO Y NO PARÓ HASTA CONSEGUIRLO

Sonia Barbosa Silva tiene 39 años y es de Portugal, aunque lleva prácticamente toda su vida en Asturias. Hace poco más de seis años su vida cambió radicalmente al subirse a una moto. Desde entonces, todo es diferente. Esta es la historia de esta mujer menuda, pero grande en superación, que desde que hizo aquel viaje de ‘paquete’ no ha parado de hacer kilómetros llevando su propia moto.

El viaje de Sonia en moto como acompañante de la amiga que la conducía, fue a Orense, “y me gustó tantísimo la sensación, que sabía que tendría una”, dice con rotundidad. Para ello, nuestra protagonista debía vencer una de las mayores trabas que se interponían en su inquebrantable decisión: su baja estatura (mide 1,54 metros), algo que reduce además la elección de la marca y modelo que necesariamente debía adaptarse o aproximarse a su anatomía.

“Recuerdo que no sabía ni subir ni bajar de la moto, por lo que, para evitar trastorno alguno, no quise apearme en la gasolinera cuando paramos a repostar, ¡qué vergüenza me dio!”, recuerda Barbosa.

Cuando ambas moteras llegaron a su destino, Sonia le preguntó a su amiga: “Miriam, ¿tú crees que yo podré llevar una?”. “¡Por supuesto! “, le contestó. Dicho y hecho. A la vuelta del viaje, Sonia se apuntó en la autoescuela.

“Veía las motos y soñaba con pilotar la mía y acabé comprándome una Ducati Monster 620, que no es muy alta”, cuenta Sonia. Aun así, y para adaptarla a su estatura, le tuvo que bajar la suspensión, al igual que a las otras dos máquinas que vinieron después.

“La verdad es que nunca he tenido la suerte de probar la moto que iba a llevar. He tenido

que guiarme por consejos, sugerencias, los ojos o el corazón”, comenta.

Lejos de rendirse, Sonia se las ingenió para poder llegar mejor al suelo. Así, se puso una pequeña alza en las botas, porque para ella “un centímetro, es mucho”, además de rebajar la altura del asiento, reduciendo también la comodidad, “llevo todo este tiempo sobre auténticas tablas. Todo sea para ganar en seguridad, aunque tenga que sacrificar un poco el confort”, manifiesta. Con esa Ducati, su primera moto, Sonia rodó cuatro años, haciéndole 60.000 kilómetros “muy bien aprovechados”.
Sin embargo, aún debía superar el rubor que sentía al pensar en los comentarios que levantaba sobre su moto debido a su talla: “Renuncié a ir a muchos sitios por vergüenza a que me vieran bajar de la moto y maniobrarla. Por ejemplo, cuando bajaba a la escuela de idiomas me ponía hasta colorada cada vez que la arrancaba porque el aparcamiento de motos estaba junto a un bar y todo el mundo se quedaba mirando”, relata Sonia. Pero era consciente de que si quería viajar, “tendría que dejar de lado esa horrible vergüenza que me impedía avanzar y disfrutar”.

A los cuatro meses de haberse sacado el carnet, Sonia le puso las alforjas a su moto y se fue en solitario hasta Portugal, donde tiene a casi toda su familia: “Cuando llegué a la gasolinera de Braga, la chica me preguntó: ¿Y los demás?, y al contestarle que viajaba yo sola, se quedó asombrada”. Por Oporto, desde los coches la grababan con los teléfonos móviles y ella, “cortésmente los saludaba. Fue toda una experiencia que ¡me encantó!”
Poco a poco, nuestra motera empezó a “explorar” y coger la moto para conocer sitios nuevos y curiosos, en su mayoría muy poco conocidos.

“Los días de descanso de mi trabajo los pasaba, y paso en la actualidad, porque es lo que más me gusta, perdida por algún pueblo de montaña, salto de agua, mirador, etc. Eso, unido a que me encanta viajar, porque creo que es una forma de abrir la mente y aprender, han hecho que vaya acumulando unas bonitas experiencias moteras ligadas a lugares con mucho encanto y que yo llamo paraísos”, confiesa como si de una declaración de principios se tratara.
Tras la Ducati, Sonia adquirió (“equivocadamente”, asegura ella), una deportiva, concretamente una Suzuki GSXR, con la que continuó haciendo exactamente lo mismo: viajar, explorar y descubrir.

“Salía a las 7:00 o 7:30 horas de la mañana y volvía a casa después de hacer 500 o 600 kilómetros, recorriendo puertos por carreteras en mal estado, con gravilla; pasando por pueblos, no sin hablar con los lugareños, algo que adoro… Llegaba a casa con el cuello, las muñecas y la espalda destrozados”.

Sonia sabía que los siguientes tres días de trabajo estaría con dolores, “algo que con la moto adecuada, conduciendo con una postura más cómoda, no sucedería”, reconoce. En septiembre del año pasado, se hizo con un grupo de moteros y en una semana la ruta de los Castillos del Loira y la Bretaña francesa con su moto deportiva, “y al segundo día estaba tomando ibuprofeno, teniéndome que poner el ‘Cómpex’ para que se relajara la musculatura. En la moto hay que disfrutar, no sufrir y yo veía a los demás erguidos, con maletas. En fin, como se tiene que ir en un viaje”.

El cansancio producido por la postura deportiva fue un detonante más que hizo que a su regreso del viaje por Francia decidiera encontrar una solución “y me puse a buscar una trail: postura cómoda, maletas, un depósito grande para no estar pendiente de repostar a menudo, o sea, una BMW”.

Y así fue. Sonia se compró una BMW F 650 GS 30 Years. “No pensé para nada en mi estatura, aunque la tuve que llevar a Damián, de DMX, en Madrid, que hizo un gran trabajo en la suspensión”. En la actualidad, Barbosa puede llevar su BMW con su metro 54 centímetros, “algo de lo que muchos se asombran y me preguntan cómo lo he hecho, felicitándome”. Aun así, continúa con sus ‘trucos’ y el asiento “también está rebajado, le quitamos espuma, así que sigo sobre una ‘tabla’, pero ya estoy acostumbrada”.
Para Sonia, ‘Trailera’, que así se llama su compañera de rutas desde que la compró, en noviembre de 2014, “ha sido, sin duda, una de mis mejores elecciones. Hago kilómetros y apenas noto el cansancio como antes sucedía. Ruedo por carreteras rotas y me encanta. No las sufro como antes”, admite.
En sus días de descanso, sigue buscando lugares bonitos que conocer, acercándose para pasar la mañana, la tarde o el día entero “con un bocadillo en mis maletas e intentando, simplemente, ser feliz, que ya es bastante”. En diciembre empezó a mostrar esos lugares y así nació el blog ‘Explorando el Paraíso en moto’.

“Sé que la red está llena de blogs, pero yo quise dar un paso más y decidí alojarlo en un periódico, para que llegara al mayor número de gente posible. Les envié un ‘email’ a los de ‘El Comercio’ y les pareció muy buena idea porque no tenían nada parecido”.

A los dos meses, los responsables del periódico enviaron a Sonia un correo para comunicarle que “les había encantado cómo había empezado el blog y que de seguir en esa línea tendría mucho eco. Yo no sé lo que pasará en un año o dos, pero lo que sí sé es que ya se habla de mi blog”, concluye Sonia.
Y así es porque a nuestra protagonista la envían muchos mensajes agradeciéndole las crónicas que hace, pues gracias a ellas da a conocer sitios como “el Partenón de las Fraguas, en Cantabria, o la cascada del Pímpano, en Villayón, a 50 metros de la carretera, y sin señal alguna, en donde uno puede meterse en la cueva y ver caer el agua delante de él”.
El que hace Sonia es un blog para todo el mundo, porque los lugares que visita son muy accesibles. El 90% de las rutas son por Asturias, Cantabria, León y Galicia, que es donde ella se mueve y muchas veces en solitario.

Pero Sonia no se dedica a esto. No es periodista, ni escritora, ella es conductora de un autobús en la localidad donde reside, “llevo más de 12 años en esta profesión. La moto consigue que desconecte del stress de mi trabajo, de la rutina y logra que en este mundo lleno de problemas y preocupaciones, encuentre un momento de felicidad, y más aún cuando alguien me dice ¡vaya sitio más bonito que conocí gracias a ti!”.
En la moto, la filosofía de Sonia es la misma que en la vida: “Sólo sé que no sé nada y me encanta aprender. Y como le digo a los que me piden consejo sobre si hacer algo o no, ¿por qué no?”, termina Sonia.

Eso, ¡por qué no!

Blog de Sonia Barbosa, http://blogs.elcomercio.es/explorando-paraiso-moto/
Video presentación del blog, https://www.youtube.com/watch?v=qYIMTjVcD8s

23 Respuestas para “SONIA BARBOSA, LA HISTORIA DE UNA MOTERA QUE QUISO SERLO Y NO PARÓ HASTA CONSEGUIRLO”

  • El Ratonucu dice:

    Olé, olé, olé….

  • Carlos Jorge Gonzalez dice:

    Hola Sonia,admirable lo que haces,te felicito,desearía hacer lo mismo.Carlos.

  • Alberto romero dice:

    En referencia a la descripcion que nos hace Sonia sobre sus vivencias..su aficion a la moto y las dificultades que ha tenido que superar por su estatura, solo me queda felicitarla y animarla a que siga asi.Es admirable.Comparto la pasion por las motos..por eso…mi mas sincera enhorabuena…Motera.

  • TrasguGS dice:

    A veces se nos presentan obstáculos que nos parecen infranqueables. Tendrás miedos, será dificil,cometerás errores…pero esta chica nos demuestra a todos que con esfuerzo y sobretodo pasión,todo es posible.Estoy seguro que no será la última vez que oigamos hablar de ella.¡Mi más sincera enhorabuena!

  • Genial Sonia, te felicito, eres una más que demuestra que la altura no es un inconveniente y ser mujer menos aún.
    Te mando un fuerte abrazo y mucho animo para que sigas difundiendo el amor a la moto y a los viajes que tenemos las féminas. Nunca dejes de hacerlo, el mundo de las motos necesita mujeres como nosotras.
    Cuentas con todo mi apoyo.
    Un fuerte abrazo,

  • Sonia dice:

    Muchas gracias a todos!!.Carlos,dices que te gustaría hacer lo mismo.Sólo tienes que leer el final del artículo..y ¿Por qué no?.Si no se intenta, se fracasa más que habiéndolo intentado y no llegar a ello.La verdad es que es una pena querer comprar una moto y no poder tan siquiera probarla.Así que te animo a que no te rindas porque luego ,cuando se consigue , la sensación de felicidad es doblemente mayor.Alberto y Trasgu GS, gracias por las felicitaciones y,tienes mucha razón, la pasión , es la que ha dominado estos poquitos años que llevo en moto pero que se ha ido intensificando con el tiempo hasta convertirse, no en un hobby, si no en una necesidad..¿Errores?Muchisimos,.Y muchos más que cometeré, pero de eso se trata , de ir aprendiendo.Y eso es lo que hago cada vez que me subo a la moto, al autobús,…tratar de aprender cada día un poquito más. En cuanto a ti,Alicia,..¿Qué te voy a decir?. Eres un ejemplo para muchas mujeres.Sí, es verdad que pienso que la estatura puede ser un problema, pero no un impedimento, para ello y nosotras lo demostramos.Una chica, hace poco, me comentó que ” le gustaba mucho mi moto”.La animé a que se comprara una..Su respuesta fue:”Es que muy alta”.Cuando le dije lo que mido, me contestó:”¡Anda!!Lo mismo que yo!.Así que si yo puedo,tú también.Su excusa quedó derribada.Muchas gracias Alicia por tu felicitación y tu apoyo.Es todo un orgullo contar con él.Un abrazo!!.

  • ana dice:

    es genial y me encantas, porq yo siento como tu.
    yo tengo menos experiencia, aunq lo de las plataformas y la bmw ya las tengo…
    un saludo enorme y q nada ni nadie nos robe nuestra pasion, bss y vss

  • felitxu y juan jose dice:

    Sonia, te deseamos muchos kilometros de buenos momentos,no pierdas nunca la ilusion.
    Saludos.

  • FRANCISCO dice:

    !!!!CHAPEAU¡¡¡ SOLO LOS QUE SENTIMOS LA SENSACION DE MANEJAR LA POTENCIA DEL MOTOR A GIRO DE MUÑECA, Y CONDUCIR POR IMPULSOS RAPIDOS,PUES LOS DOS PUNTOS DEL SUELO TE OBLIGAN A PENSAR EN SEGUNDOS. EL SUSTITUTO DEL CABALLO, LAS PIERNAS AHORCAJADAS SINTIENDO EL MOTOR DEBAJO, Y EL VIENTO EN LA CARA MIENTRAS SIENTES COMO PENETRAS EN EL PAISAJE DEJANDO EL TIEMPO ATRAS.
    SUPERANDO TUS ERRORES,LA CARRETERA,Y PERDONANDO A TODOS LAS QUE TE JUEGAN Y TE ENSEÑAN A EVITARLOS.SIEMPRE FUI MOTERO,TENGO 65 AÑOS Y JUNTO CON MIS SOBRINOS DAVID BELTRAN, Y SERGIO SANCHEZ, TENEMOS EL PROPOSITO DE VIAJAR AL FIN DEL MUNDO,EN TIERRA DE FUEGO EN LA PATAGONIA EN BMW. SALUDOS AFECTUOSOS
    AbueloAmigopaco.

  • Cristina Argüelles dice:

    Bonita historia de superación de una fabulosa mujer.
    Gracias Sonia por inspirarnos con tu historia.
    Cada vez tengo más claro que no podemos dejar que nuestros miedos nis roben nuestros sueños.

  • Sonia dice:

    Muchas gracias Ana!Las pasiones ,generalmente,se intensifican con el tiempo(por lo menos,en mi caso es así).La experiencia ya llegará.Mi bmw me la tuvieron que traer(que yo no podia llevarla sin bajar la altura).Me moria de ganas de cogerla porque yo venia con el coche ,detras,desde La Rioja.Luego,tuve que tenerla en el garage y esperar a que me coincidiera bien un dia de descanso en el trabajo para poder ir a Madrid a llevarla a DMX.Recuerdo que durante esos dias,llegaba a casa de trabajar y me iba al garage”a verla” y la movia en parado para ir haciéndome a su peso,con movimientos cortos.Muchas gracias por tu comentario.Un abrazo.

  • Sonia dice:

    Gracias Felitxu y Jose.Eso espero yo también.La ilusión es lo que me ha llevado a donde estoy.Un saludo!

  • Sonia dice:

    Hola Francisco!Ojalá a tu edad yo siga encima de la moto..Me encantaría.Estoy acostumbrada a que me digan que “no puedo”(ya con el autobús,de la que empecé ).Pero da la casualidad que eso me hizo más fuerte.Igual que mi vergüenza”(al ir muchas veces sola,tengo que ingeniarmelas para andar dando la vuelta a la moto,por ejemplo,lo cual me lleva a coger alguna que otra sudada).A veces,nuestras”debilidades”nos enseñan mucho más de lo que creemos.Vaya viaje que os vais a hacer??Me encanta!!Disfrutadlo.Un saludo y muchas gracias por tu comentario.

  • sonia dice:

    Gracias Cris.Soy de la misma opinión y que nadie nos imponga un “no puedes”.Yo misma me pongo mis propias metas y mis impedimentos.Un ejemplo te daré:no me gustan mucho las alturas.Mas bien nada.El otro día decidí hacer vuelo a motor!!.Dije que me gustaría hacerlo algún día y para ello tuve que enfrentarme a uno de mis miedos.Cuando terminé, me sentí genial!!:-).Nunca hay que dejar de soñar porque,a veces,se puede hacer realidad.Gracias por tu comentario.Un abrazo.

  • servando dice:

    Muchas felicidades Sonia, sigue adelante, es una emocion unica subirse a una moto, una vida sin emociones no merece ser vivida, y si algun dia vienes por Bolivia (Cochab,maba) tienes un amigo. Buenas rutas.

  • Sonia dice:

    Gracias a ti Servando.No todo ha sido, ni es Jauja,pero espero seguir llevando a “Trailera” durante muchos años.Cuando algo en la vida se te complica sólo tiene dos opciones:o abandonar o ir a por todas.No sólo en la moto e optado en numerosas ocasiones por la segunda opción,así que,con algo que realmente me encanta,lo tenía clarísimo(y te aseguro que he oido bastantes veces:¿esa moto no es muy grande para ti?).Pero una hace oidos sordos y sigue adelante.Lo mismo te digo por si vienes por Asturias.Un saludo y gracias por tu comentario.

  • Ruben lopez dice:

    Motera aguerrida si señor.✌️

  • sonia dice:

    Si Ruben.En esta vida hay que luchar por lo que queremos,pese a las trabas que nos ponga la sociedad.El éxito radica en intentarlo,por lo menos.Un saludo.

  • juan antonio dice:

    Buenos días Sonia, me ha encantado tu historia y nos gustaría con tu permiso poder publicarla en nuestra web.

    Un saludo
    Juan A.

  • Sonia dice:

    Buenas tardes Juan Antonio.Me alegra que os haya gustado.Por mi no hay ningún problema.De hecho yo la he compartido en varios grupos y foros moteros para darla a conocer y animar a mas chicas a que hagan lo que les gusta sin ponerse “peros”.Un saludo.

  • Pablo dice:

    Acabo de leer toda la historia desde que te subiste a una moto Sonia, con 1,54 de estatura. El tamaño no define a las personas, es la fuerza de su corazón y la pasión por alcanzar sus sueños. Muchas gracias por compartir esos viajes con nosotros, enhorabuena por tus logros y por no rendirte ante las dificultades y la adversidad

  • Antonio rojas dice:

    Sonia, chica, me ha encantado tu historia. Yo con muchas diferenciad, de estatura, de edad, etc, tengo un poco de tus mismos gustos, perderte por cualquier sitio buscando algo, que no sabemos que es pero lo encontramos. Vienes a una ruta a Badajoz con un grupo de mis amigos y seguro que lo pasáis bien. Yo no voy pero hubiera sido un gustazo conocerte. Pásalo bien, disfruta de mis amigos y de esta tierra que te va a dar algunas sorpresas. Se feliz

  • gaspar cruz andujarTe dice:

    Te acabo de ver almorzando y al salir he visto tu moto. He visto tu web y solo decirte adelante motera. Un abrazo

Deja tu comentario