BMW F 800 R, TE ALEGRARÁ LA VIDA

Por JMA
La nueva BMW F 800 R es una roadster que tiene cualidades suficientes para alegrar la vida al rider, destacando su potente motor y ejemplar parte ciclo que la hacen segura y muy divertida, así como la buena ergonomía y óptimas suspensiones, que dan confort y aplomo, traduciéndose en una moto efectiva tanto en carretera como en ciudad. (No te pierdas el vídeo).

Estéticamente, la F 800 R llama la atención. La novedosa y reciente actualización de la que ha sido objeto la ha puesto más guapa por fuera y eficaz por dentro. Del nuevo diseño destaca el actual faro simétrico frontal que le da un aire rebelde y transgresor (además de iluminar mucho más, algo que se agradece conduciendo de noche en ruta), los renovados laterales del carenado, las tapas del radiador, el guardabarros delantero y el recubrimiento de la instrumentación. Cambios estéticos que le otorgan personalidad y atractivo, acentuando su deportividad y esbeltez.

Ideal para el día a día

Los cambios ergonómicos también son notables, hasta el punto que su conducción es más cómoda y relajada. Para ello, se ha cambiado el manillar (ahora con dos ajustes en altura), más plano y cercano al piloto. También la altura de las estriberas se ha reducido, además de adelantarse. El asiento tiene un buen mullido, bajándose 10 centímetros, siendo ahora la altura de 790 mm, permitiendo tocar perfectamente al suelo, ideal para el día a día por la ciudad sorteando atascos, parando y arrancando de forma intermitente.

Una moto fácil de llevar

El tren delantero se beneficia de una nueva horquilla invertida de 43 mm de diámetro, añadiendo a los potentes frenos de disco delanteros de 320 mm las pinzas de anclaje radial de cuatro bombines y el ABS de serie, como en BMW es costumbre. Dada su magnífica efectividad, el chasis sigue siendo el mismo, pero en esta nueva roadster entra la electrónica.

Sistemas en opción como el control de tracción ASC, o el ESA (Electronic Suspension Adjustment), con los modos Sport, Normal y Confort, seleccionables desde el mando situado en el manillar, aumentan su manejabilidad y el control que tenemos sobre ella en todo momento, traduciéndose en confianza. Ello la convierte en una moto fácil de llevar, incluso para los menos expertos (se ofrece en opción, pero sin coste, la reducción de potencia a 48 CV para el carnet A2), divirtiéndonos realmente en trazados serpenteantes.

Motor suave con carácter y bajo consumo

El motor bicilíndrico en línea de 800 cc tiene ahora 90 CV a 8.000 rpm, con un par máximo de 87 Nm a 6.000 vueltas, ganando en suavidad, sobre todo en medios, recuperando bien y sin apenas vibraciones debido a una biela ciega que lleva a modo de eje de equilibrado. Este propulsor tiene un rango de vueltas entre 4.000 y 7.000 dispuesto a mostrarnos su carácter, pudiendo estirar hasta las 9.000. Gracias a su afinada puesta a punto, a su contenido peso, 202 kilos (el menor de su categoría), y al magnífico escalonamiento de su caja de cambios, el consumo de la R es magnífico, apenas 5 litros cada 100 km, bajando a 4 y poco en autopista a velocidades legales.

Dinámica, ágil y rápida

Dinámica, ágil y rápida, la F 800 R se muestra firme y segura, tanto en ciudad como en ruta. En los embotellamientos diarios, su comedida altura nos permite ‘remar’ para realizar las maniobras de sortear los vehículos atascados con los pies firmes sobre el asfalto; su manejabilidad, su ‘poco’ peso y reducidas dimensiones, la suavidad del motor, que no da tirones en marchas cortas, respondiendo de inmediato en cuanto roscamos el puño derecho y su perfecto puesto de conducción, la hacen ideal para el uso diario. Además, su consumo no sobrepasa los 5 litros de media.

Polivalente

Otra de las ventajas para que la R sea nuestra compañera permanente, son sus maletas, opción de BMW que transforma esta naked en una moto práctica y capaz, ya sea llevando sólo una para cargar lo más imprescindible en el uso laboral o ambas cuando vamos de compras o de viaje. Y en la estética parrilla trasera, colocamos el baúl, aumentando así la practicidad de la roadster.

En el vídeo se comprueba perfectamente la estética de la F sin y con la citada equipación, resultando igualmente atractiva en ambos casos y lo que es mejor, no limitando su magnífico rodar tanto en rectas como en curvas cuando va con ella.

En trazados de montaña, la R saca sus mejores cualidades dinámicas. Eficaz, ligera y veloz, traza las curvas con decisión y aplomo, sin cabeceos ni oscilaciones, incluso tocando el freno delantero ligeramente, después de haberlo hecho contundentemente antes del giro. Porque los tres discos responden con contundencia, no acusan la fatiga por exceso, frenando con fuerza sin temor, porque siempre tenemos el ABS, poco invasivo, que saldrá en nuestra ayuda si fuera necesario.

También nos asistirá, pero en este caso para darnos la mejor información, el bonito y práctico cuadro de instrumentos, con muchos datos de serie, a los que se suma el ordenador de abordo al optar por el paquete Touring.

Grandes satisfacciones en carretera

La F 800 R, moto que por cierto utiliza nuestro ‘stuntman’ Narcís Roca para hacer los malabarismos imposibles, al igual que Chris Pfeiffer, lo que demuestra sus virtudes, una de ellas la ligereza, es una roadster que nos dará grandes satisfacciones. Divertida, cómoda y efectiva, es una moto polivalente para salir airosa en el caos urbano de la ciudad y triunfar en la carretera por su excelencia, deportividad y personalidad. Además, su precio es razonable y te alegrará la vida.

(No te pierdas el vídeo de la moto probada).

Una respuesta para “BMW F 800 R, TE ALEGRARÁ LA VIDA”

  • Fernando Elvira dice:

    he comprado hace unos meses la F800R con maletas y la pequeña pantalla y me parece una moto ligera, senicilla tanto para recorridos por ciudad como para hacer rutas, sobre todo por carreteras secundarias.
    Saludos

    Fernando

Deja tu comentario