Advantec

CLUB BMW TOURING: CRONICA XV NACIONAL BARCELONA TOURING

Aprovechando el puente de mayo, nos reunimos en Barcelona un grupo de amigos del Club BMW Touring de España para celebrar nuestra XV Nacional. Estaban citados el jueves día 30 de abril en el céntrico hotel Catalonia Eixample 1864, ubicado en un edificio histórico.

El reencuentro entre amigos fue emocionante, celebrándose con unas cervezas. El fotógrafo se encargó de dar buena prueba gráfica. Después de una agradable cena, con su posterior tertulia, nos acostamos a la espera de la ruta motera por la provincia de Barcelona del día siguiente.

Con un día radiante, salimos del hotel atravesando la ciudad para dirigirnos hacia el Mirador de Horta, donde teníamos previsto el reagrupamiento con una corta parada para ver la ciudad desde este punto y poderla fotografiar.

Continuamos por la sinuosa carretera hacia Cerdanyola, atravesando la Serra de Collserola, primero de los tres parques naturales que veríamos. Justo al pasar por el ‘Forat del Vent’ se divisa la comarca del Vallés, tomamos entonces la autopista hacia Terrassa para atravesar el Parque Natural de Sant Llorenç del Munt, al ser un día tan señalado (1 de mayo), la afluencia de ciclistas y coches imponía un ritmo lento y con mucha atención a la conducción.

Una vez llegamos a la estupenda carretera N-141, ya pudimos disfrutar un poco más de la moto, con unas fantásticas panorámicas de los Pirineos en la lejanía. Con buen asfalto y mejores curvas, llegamos al restaurante Masía Can Puxes en Collsuspina, donde nos tenían preparado un suculento tentempié a base de excelentes embutidos de la comarca de Osona acompañados con el tradicional ‘pa  de coca amb tomaquet’.

Con las baterías recargadas, proseguimos nuestro viaje hacia el Parque Natural del Montseny, declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO; al atravesar el Coll Formic (1.145 metros), pudimos comprobar la afición al excursionismo que despierta este macizo viendo la ingente cantidad de coches estacionados a ambos lados de la carretera, dejando justo un carril para pasar las motos. Una vez superado el puerto y con la carretera mucho mas despejada, pudimos disfrutar de la agradable sensación que nos transmite la motocicleta entre curva y curva.

Llegamos a la ermita de Sant Bernat, donde dos hermosos perros San Bernardo nos recibieron justo cuando entrabamos. Las vistas desde este lugar eran fantásticas y nuestros fotógrafos se encargaron de plasmarlas debidamente. Una vez descansados, retomamos el camino hacia el restaurante para comer y posteriormente proseguir el viaje hasta la Ciudad Condal, donde teníamos preparada una pequeña visita a pie por el paseo de Gracia que se alargó hasta la Sagrada Familia.

Esa noche, después de la cena, tuvimos baile y lo pasamos estupendamente. El sábado, día 2 de mayo, amaneció totalmente despejado y a primera hora nos dirigimos hacia el Park Güell, donde pudimos admirar la genialidad de Gaudí, una visita imprescindible que mereció la pena.

Proseguimos visitando la ciudad en autocar (nos hubiera gustado hacerlo en moto pero no era factible, ¡jajaja!), pasando por los puntos turísticos y de mas interés de Barcelona, donde una vez más los fotógrafos dieron buena cuenta de ellos. Finalizado el recorrido en el monumento a Cristóbal Colon y atravesando la Rambla del Mar, llegamos al restaurante Tapa Tapa en el Maremágnum, donde nos tenían preparada una comida en la terraza principal con unas fantásticas panorámicas. La brisa marina y el sol dejo la piel rojiza a más de uno.

Después de comer, aprovechamos para visitar andando el barrio Gótico, para, posteriormente, dirigirnos al hotel a descansar y prepararnos para la cena de despedida, donde el tradicional sorteo de regalos, con agradecimiento especial a BMW Motorrad por su colaboración, y la entrega de la placa de agradecimiento, pusieron el broche final a tantas emociones vividas con buenos amigos esos días.

Gracias a tod@s por hacerlo posible.

Félix y Ángeles
Mayo 2015

Crónica: Félix Pérez Sedó
Fotos: Pepe Muñoz

Deja tu comentario